Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Elon Musk, el fundador de Tesla, exprime cada idea hasta la última gota. Ahora, el Hyperloop, el sistema de transporte de alta velocidad diseñado por él, podría llegar a un país asiático en los próximos años.

Dirk Ahlborn, director ejecutivo de Hyperloop Transportation Technologies (HTT), asegura que ve un ‘Hyperloop’ en funcionamiento en los próximos tres o cuatro años. La primera vez que el genio sudafricano pensó en el hyperloop fue en 2013 y el prototipo ya está en marcha. Funciona impulsando un tren a través de un tubo vacío a velocidades de hasta 1.207 kilómetros por hora (Km/h) usando imanes.

Ahlborn dice que su compañía está realizando actualmente un estudio de factibilidad en Indonesia y ha firmado un acuerdo de licencia con Corea del Sur, que quiere este tren ultrarrápido de 320 kilómetros entre Seúl y Busan. HTT también está en conversaciones con el gobierno de la India para construir vías y poner en marcha el hyperloop.

“El mayor obstáculo es conseguir la aprobación administrativa y política, por lo que hemos estado trabajando con gobiernos de todo el mundo para avanzar en el marco legislativo”, señalaron las fuentes.

Para la compañía, el Hyperloop tiene sentido económico porque cuenta con bajos costes operativos, a diferencia de otros sistemas de transporte. “Si se mira el transporte público en sí, no está funcionando como debería, no se gana dinero, depende mucho de los subsidios del gobierno, los contribuyentes están pagando por ello… no tiene sentido comercial”, explican.

Para los países en vías de desarrollo sin mucho dinero, las alianzas público-privadas pueden ser la respuesta para desarrollar mejores sistemas de transporte como el hyperloop, por lo que piensan que es una gran oportunidad de inversión. “Hay que compararlo con un sistema ferroviario tradicional o un sistema de metro, una inversión que nunca se recupera”.

El prototipo o la prueba a gran escala del sistema de hyperloop se completó en mayo pasado en el desierto de Nevada por Hyperloop One, una segunda empresa que trabaja en el sistema de transporte. Un modelo de prueba alcanzó una velocidad de 112 kilómetros por hora mientras viajaba durante 5,3 segundos a través del tubo.

La prueba más reciente del sistema fue a finales de julio y se pudo viajar tan rápido como 305 kilómetros por hora y alcanzar una distancia máxima de 437 metros.

Josh Giegel y Shervin Pishevar, cofundadores de Hyperloop One, explican que “con cada prueba, va un poco más lejos, un poco más rápido, y hace que el Hyperloop se algo mucho más cercano a la realidad.”

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

8 + catorce =