Los empleados de la Agencia de Protección Ambiental de EEUU piden al Senado que rechace al candidato de Trump

0
Scott Pruitt, director de la Agencia de Protección Ambiental.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los empleados de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) han pedido al Senado que voten en contra del candidato nominado por el presidente, Donald Trump, para que la dirija, ya que éste es un negacionista confeso del cambio climático y firme opositor a las leyes de regulación en materia de medio ambiente.

El presidente del sindicato que representa a los 15.000 empleados de la EPA, el bioquímico John O’Grady, ha asegurado que el “historial de Pruitt habla por sí mismo”.

Mientras, la presidenta del sindicato en la región de Chicago, la abogada Nicole Cantello, ha asegurado que “parece que Trump y Pruitt quieren revocar por completo todo lo que ha hecho la EPA”. “No sé si hay alguna otra agencia en Estados Unidos que haya sido tan denigrada, así que hacer esto es de nuestro interés”, ha indicado.

Los trabajadores de la EPA se suman a los más de 700 exempleados que han enviado una carta para pedir a los senadores que no confirmen la nominación de Pruitt. Decenas de extrabajadores de la EPA han señalado que como “jubilados” les gusta mantenerse apartados del foco mediático pero que la decisión de Trump de elegir al fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt, para la EPA ha preocupado a muchos de ellos.

“Nuestra perspectiva no es partidista”, advirtió el grupo, formado por más de 700 exempleados que han trabajado en la agencia tanto durante mandatos republicanos como demócratas.

“Sin embargo, cada administrador de la EPA tiene la obligación fundamental de actuar en interés de la sociedad, basándose en la legislación y en la mejor ciencia disponible. Y el historial de Pruitt plantea serias dudas acerca de los intereses para los que ha actuado hasta la fecha y sobre si está de acuerdo con los principios de la legislación medioambiental estadounidense”, señala el texto, recogido por el diario ‘Washington Post’.

Como fiscal, Pruitt ha desafiado en numerosas ocasiones la autoridad legal de la agencia para regular sobre contaminación de mercurio, ‘smog’, emisiones de carbono de las centrales eléctricas o la calidad de los humedales y aguas.

Trump defendió la elección de su candidato asegurando que “durante demasiado tiempo, la Agencia de Protección Ambiental ha gastado el dinero de los contribuyentes en una agenda descontrolada y antienergética que ha destruido millones de trabajos”.

Los republicanos han defendido a Pruitt como un líder “capacitado” que podría devolver a la agencia su misión principal de proteger el medio ambiente mientras deshace la “sobrecarga regulatoria” que pesa sobre la industria.

Cerca de una veintena de grupos conservadores también lo han respaldado, insistiendo en que ha demostrado “su compromiso con la Constitución y con la garantía de que la EPA trabaje para las familias y los consumidores”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × dos =