Endesa destinará 13 millones hasta 2019 a combatir el fraude eléctrico, que causa un ‘agujero’ de 150 millones

0
Endesa ya ha colocado 9 millones de contadores. FOTO: Endesa.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Endesa destinará un total de 13 millones de euros en el periodo 2016-2019 a combatir el fraude eléctrico, en su campaña de lucha intensiva contra unas prácticas ilegales que el año pasado representaron un coste de unos 150 millones de euros a los consumidores españoles.

Esta partida contra el fraude está recogida en su plan estratégico 2017-2019, cuyas medidas contra estas prácticas han permitido a la compañía la recuperación de 2 teravatios hora (TWh) de energía en 2016, prácticamente el doble que el año pasado.

El fraude eléctrico, al contrario de lo que en muchos casos se pueda pensar, tiene como principales infractores a empresas y particulares de gran consumo, que acaparan el 96% de estas acciones delictivas, según datos de la eléctrica.

En concreto, el 80% de este tipo de fraude en España correspondería a empresas de diversos sectores industriales y de servicios, mientras que del 20% restante, más del 80% fue debido a particulares que tienen elevados niveles de consumo. Así, menos de un 1% del fraude eléctrico cometido en España se debe a enganches ilegales efectuados por familias de bajos ingresos.

El fraude eléctrico costó unos 150 millones de euros a los consumidores españoles de electricidad en 2015, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Dentro de las medidas adoptadas para combatir este problema, Endesa ha llevado a cabo campañas especiales contra el fraude y las viviendas ilegales y ha desarrollado herramientas de datos para maximizar su detección.

Así, además de reforzar notablemente su plantilla de inspectores, la compañía está aplicando un sistema puntero de Big Data para combatir el fraude.

Big Data contra el fraude

En concreto, se ha puesto en marcha un sistema de ‘Machine Learning‘, resultado de más de dos años de trabajo en colaboración con las empresas líderes del sector en Estados Unidos y España, que permite analizar los datos de consumo y contrato de los últimos diez años de cada instalación conectada a la red de Endesa, enriquecidos con fuentes externas y centenares de variables propias de los procesos de ‘machine learning’ (por ejemplo, la comparación de consumos con instalaciones similares a la analizada por sector de actividad y/o tamaño).

A partir de esos datos, el personal de la eléctrica realiza las pertinentes inspecciones ‘in situ’ para comprobar si la instalación ha sido efectivamente manipulada.

Igualmente, la energética ha incorporado nuevas herramientas tecnológicas para localizar el punto de la instalación eléctrica donde se ha producido la manipulación, como el videoscopio y detector de dobles acometidas, que permite localizar derivaciones irregulares, aunque estén enterradas bajo tubos o empotradas en la pared.

Operaciones contra el fraude

Estos avances en la lucha han permitido así a la compañía energética cerrar importantes operaciones contra el fraude eléctrico en los últimos meses.

Así, en los meses de agosto y septiembre la compañía realizó varias actuaciones en colaboración con la Policía Nacional para destapar situaciones de fraude eléctrico en distintos establecimientos de Córdoba que permitieron la recuperación de una energía total que superó los 1,8 gigavatios hora (GWh).

También en agosto, la Guardia Civil abrió una investigación a 30 personas por defraudación de electricidad después de que Endesa detectara un total de 95 anomalías e irregularidades en las instalaciones de clientes domésticos y empresariales de La Carolina (Jaén).

Más recientemente, en este mes de noviembre, la Guardia Civil culminó la operación Mermelli en el barrio de Algagura de Loja (Granada) con la puesta a disposición judicial de 40 personas por defraudación de fluido eléctrico (a los que se suman delitos por cultivo y elaboración de droga y tenencia ilícita de armas) y, la pasada semana, la eléctrica realizó una intervención en la localidad de Iznalloz (Granada) que terminó con el corte de 15 suministros ilegales relacionados con plantaciones de marihuana.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 + 7 =