Endesa eleva su beneficio neto un 30% en 2016 hasta 1.411 millones que irá todo destinado a dividendo

0
José Bogas y Borja Prado antes del inicio de la Junta de Accionistas de este año. FOTO: Endesa.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.411 millones de euros en 2016, lo que supone un incremento del 30% con respecto al ejercicio anterior, y prevé pagar un dividendo de 1,333 euros brutos por acción con cargo a los resultados del año, con lo que elevará la retribución en la misma proporción.

Para alcanzar esta retribución, Endesa pagará en julio de este año un dividendo complementario por importe de 0,633 euros brutos por acción con cargo a las cuentas de 2016. De esta forma, cumplirá su objetivo de repartir el 100% de las ganancias entre los accionistas.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 3.432 millones de euros, un 13% más, mientras que la deuda financiera neta se incrementó un 14%, hasta 4.938 millones. El ‘cash flow’ derivado de las operaciones aumentó un 13%, hasta 2.995 millones.

La eléctrica superó durante el año sus objetivos financieros y, tras la mejora del beneficio, espera ganar otros 1.400 millones en 2017, así como 1.500 millones en 2018 y 1.700 millones en 2019, de modo que el incremento medio anual ascienda al 6%.

Los ingresos de 2016 ascendieron a 18.979 millones de euros, un 7% menos que en el año anterior, mientras que la producción peninsular de electricidad registró un descenso prácticamente similar, del 7,7%, hasta 55.985 gigavatios hora (GWh).

La compañía destaca la evolución favorable del Ebitda en términos subyacentes, consistente en un incremento del 11% por el buen comportamiento del negocio liberalizado, así como la caída del 3% en los costes homogéneos.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, calificó de “excelentes” los resultados del año, que se produjeron en un contexto de “fuerte descenso de los precios medios de la electricidad en el mercado mayorista”.

La compañía confía ahora en convertir su plan de digitalización en “una palanca esencial en el desarrollo de los planes de eficiencia”, lo que, sumado a la compra del 60% de Enel Green Power España que no poseía, servirá para impulsar el crecimiento.

La eléctrica alcanzó durante el año un margen bruto de 5.652 millones de euros, un 3,1% más, gracias a la resistencia del margen de la empresa en el negocio liberalizado.

PROVISIONES DE REESTRUCTURACIÓN.

Tanto en 2015 como en 2016, y como parte de los programas de ajuste de plantilla incluidos en el plan de reestructuración de la empresa, Endesa registró provisiones para cubrir estos costes. Si en 2015 provisionó 380 millones, en 2016 esta partida se redujo a 226 millones.

Al explicar el incremento del Ebitda, la compañía alude a factores como un aumento del 13% en el margen bruto del negocio liberalizado, así como la estabilidad en el negocio regulado, que representó el 63% del beneficio bruto de explotación.

El fuerte flujo de caja registrado en el año permitió contener la deuda, cuyo crecimiento quedó contenido pese a la compra de la participación en Enel Green Power España.

Por otro lado, Endesa alcanzó en 2016 una cuota de mercado del 35,1% en generación peninsular ordinaria, del 43,7% en distribución y del 35,3% en ventas a clientes del mercado liberalizado.

El número de clientes en el mercado liberalizado fue de 5,4 millones al cierre del periodo citado, con un aumento del 6,7% respecto del mismo periodo del año anterior.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

9 + Nueve =