España participa en Washington en la Cumbre sobre Seguridad Energética en el Caribe

0
Parque eólico de Gibara, en Cuba.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

Parque eólico de Gibara, en Cuba.
Parque eólico de Gibara, en Cuba.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia,  asistirá este lunes, en Washington, a la Cumbre sobre Seguridad Energética en el Caribe, convocada por el vicepresidente de los Estados Unidos de América, Joseph R. Biden, con el propósito de promover un futuro energético más limpio y sostenible.

Está prevista la asistencia de catorce jefes de Gobierno de la zona caribeña, de diversos organismos internacionales, y de representantes del sector privado. Otros países que estarán presentes en el encuentro son Canadá, Colombia, Unión Europea, Francia, Alemania, México, Nueva Zelanda y España.

La presencia de España, entre un reducido grupo de países no caribeños, se explica por la especial relación que como socio estratégico mantiene con el sector energético del Caribe. Ya el pasado mes de septiembre España firmó, junto al Banco Interamericano de Desarrollo y la Comisión Europea, una declaración para reforzar la cooperación en el Caribe en  materia de energía renovable y eficiencia energética. 

Entre los asuntos a tratar durante el encuentro aparecen en primer lugar todos los aspectos referentes al cambio climático, incluidos los de financiación, adaptación y cómo trabajar conjuntamente para lograr el consenso en la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático que tendrá lugar en París, en diciembre de 2015, y que pretende lograr un acuerdo mundial para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero que sustituya al Protocolo de Kyoto. 

La oficina de Biden apuntó en un documento previo que la cuestión energética es uno de los “principales desafíos” de la región caribeña, dada “su alta dependencia de las importaciones con elevados costes de petróleo y electricidad”.

La cumbre se celebra en plena caída de los precios del petróleo, que se encuentran en mínimos desde 2009, algo que tiene especiales repercusiones en la región, porque que gran parte de su suministro proviene del programa de entrega de petróleo venezolano subsidiado “Petrocaribe”.

Esta semana, en su informe de “Perspectivas Económicas Globales”, el FMI advirtió de que, debido a la caída de ingresos por el petróleo en Venezuela, el Gobierno de Caracas ha comenzado a reducir su apoyo al plan, por lo que apuntó a las posibles implicaciones para los países del Caribe.

Según las autoridades venezolanas, el país exporta 100.000 barriles diarios a los países del bloque, lo que genera una factura de 4.000 millones de dólares, de la cual una parte se paga en “efectivo” y el resto con bienes y servicios, que por lo general son alimentos.

Petrocaribe es una iniciativa presentada en 2005 por el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez.

Ese programa está integrado por 18 países: Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam y Venezuela. 

Además, se organizará una reunión de trabajo al máximo nivel entre los líderes caribeños y los representantes de organismos internacionales financieros (FMI, Banco Mundial, BID), donde participará España y en la que se estudiará la coordinación efectiva entre los gobiernos regionales, los socios para el desarrollo, y el sector privado.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × 1 =