España se baja del tren de la eólica cuando los vientos soplan más a favor

1
Parque eólico australiano. FOTO: Acciona
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
La energía eólica terrestre, la más barata de todas. FOTO: Acciona
La energía eólica terrestre, la más barata de todas. FOTO: Acciona

Durante 2014 la industria eólica mundial puso en marcha instalaciones con una potencia de 50 GW, según las cifras preliminares recogidas por la Asociación Mundial de la Energía Eólica (WWEA), lo que supuso un nuevo récord y eleva la capacidad total de energía eólica mundial a cerca de 370 gigavatios (Ver gráfico). El dato contrasta con  la evolución  de esta tecnología en España que, con un irrisorio crecimiento de 27 MW, mantiene a duras penas la cuarta posición del ranking mundial, a punto de ser superada por India, cuando hace apenas unos años lo encabezaba, no solo por potencia, sino también por tecnología. Un paso atrás propiciado por la reforma energética y el hachazo a las renovables.

Web El aumento de de la nueva capacidad de energía eólica fue un 40% superior al registrado en 2013, y significativamente mayor que en 2012, año en el que se estableció el récord anterior, con  la instalación de 44,6 GW. El 90% de la nueva potencia instalada se reparte entre los doce países que encabezan el ránking (ver cuadro). Entre éstos destaca China, que aportó cerca de la mitad, con 23,3 GW eólicos, que suponen la cantidad mayor que un país haya agregado en el plazo de un  año, encabezando ela clasificación mundial con una capacidad total de 115 GW.

Alemania fue el segundo mercado eólico eólico que más creció en 2014, al añadir entre onshore y offshore 5,8 gigavatios nuevos de potencia instalada, que supusieron un  aumento del 16,8% sobre el año anterior, que afianza a Alemania como tercer país del ranking con  una potencia total superior a los 40,4 GW. El mercado de Estados Unidos se recuperó de su caída anterior y logró un avance de 4,9 gigavatios, con  un aumento de casi el 8% que le mantiene cómodamente en el segundo puesto de la clasificación con  un  total de casi 66 GW.

WebLa sorpresa del año la ha dado Brasil, que ha incorporado una capacidad adicional de 2,8 GW, un registro jamás logrado por un país latinoamericano, que supuso un crecimiento del 82% que le permite meterse en el top 10 de la eólica mundial, con un  total de 6,2 GW. También son  dignos de destacar los nuevos registros nacionales de Canadá, que incorporó 1,9 GW adicionales a su capacidad eólica instalada, y Suecia, que añadió 1 GW .

En otro orden de magnitudes, hay que resaltar a Dinamarca, que a pesar de resgistrar un exiguo aumento del 1,8%, estableció un nuevo récord mundial al alcanzar una cuota de energía eólica del 39% en el suministro de energía eléctrica doméstica. Dinamarca, junto a España y e Italia, registraron un estancamiento en términos de nuevas instalaciones eólicas.

Por primera vez desde 2009, el ritmo de crecimiento fue mayor que en el año anterior: La capacidad mundial eólica instalada creció un 16% en comparación con el año 2013, proporción  significativamente mayor que el 12,8% del año anterior. La energía eólica es ahora un pilar indiscutible del suministro de electricidad en muchas partes del mundo. Sus 370 GW de potencia  instalada en todo el mundo le permite contribuir con cerca de 5% de la demanda mundial de electricidad. Varios países, entre ellos Dinamarca, España, Portugal, Irlanda, el Reino Unido y Alemania, ya hace tiempo que superaron la barrera del 10% en la cobertura de la demanda interna de electricidad.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

  1. No me llama la atención, en el mundo hay gobiernos miopes, sin inteligencia estratégica que no potencia lo desarrollado ni por desarrollar como el peruano, que considera mis invenciones como “subjetivas”, cuando dichas invenciones pueden superpotenciar la producción eólica hasta 4 veces lo hecho y por hacer, solo cambiando las palas obsoletas por mis palas de ángulo diedro.
    Y lo más cruel y chistoso: Nadie pregunta ¿Oye loquito, me puedes contar tu cuento de inventor? ¿Quien inventa ahí ah?.
    Pobrecito peruano tenía que ser, je je.

Dejar respuesta

9 − 9 =