Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Estados Unidos abandona el Acuerdo de París. Lo hará dentro de varios años. Pero si finalmente lo hace, ¿qué le podría pasar al planeta? La agencia AP consultó a una veintena de climatólogos y esas fueron sus respuestas.

Los científicos dijeron que empeoraría un problema ya de por sí grave y que sería mucho más difícil prevenir el cruce de un peligroso umbral de temperatura global. Los cálculos indican que eso podría dar lugar a emisiones en la atmósfera de hasta 3.000 millones de toneladas de dióxido de carbono adicionales al año.

En vista de que ese volumen se acumula año tras año, los científicos dijeron que es suficiente para derretir las capas de hielo más rápidamente, elevar el nivel de los mares y desencadenar un clima más extremo. “Si nos demoramos, el lazo se va a estrechar”, dijo el científico climático Michael Oppenheimer, de la Universidad de Princeton, codirector de la revista especializada Climatic Change.

Las posibilidades

Un grupo de expertos realizó una simulación por computadora de lo que ocurriría si Estados Unidos no frena sus emisiones pero otras naciones cumplen sus objetivos. Encontró que Estados Unidos aportaría un calentamiento de hasta 0.3 grados centígrados al planeta a finales de siglo.

Muchos dijeron que debido al abaratamiento del gas natural, que está desplazando el uso del carbón, y la creciente adopción de fuentes de energía renovable, es poco probable que Estados Unidos deje de reducir su contaminación por carbono, incluso si abandona el acuerdo, por lo que el efecto probablemente sería menor. Otros dijeron que el panorama empeorará, porque otros países podrían seguir el ejemplo de Washington, lo que significaría más emisiones de todos.

Otro equipo de simulación por computadora pronosticó que un retiro de Estados Unidos elevaría las temperaturas entre 0.1 y 0.2 grados centígrados. Aunque los científicos no están completamente de acuerdo sobre las simulaciones por computadora, sí están de acuerdo abrumadoramente en que el calentamiento que ya vive el planeta será más rápido y más intenso.

Sin el apoyo de Estados Unidos, será más difícil que el planeta evite cruzar un umbral peligroso: evitar que el mundo se caliente más de 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. El mundo ya se ha calentado un poco más de la mitad de esa cifra. Cerca de una quinta parte de las emisiones de dióxido de carbono provienen de Estados Unidos, generalmente por la quema de carbón, petróleo y gas.

Eso explica los esfuerzos internacionales para impedir que las temperaturas aumenten otros 0.9 grados centígrados a partir de ahora. “Las naciones desarrolladas, especialmente Estados Unidos y Europa, son responsables de la mayor parte de las emisiones pasadas, aunque China desempeña ahora un papel importante”, afirmó la climatóloga Jennifer Francis, de la Universidad Rutgers. “Esto significa que los estadounidenses han causado una gran fracción del calentamiento”.

Muchos científicos dijeron que incluso si Estados Unidos cumple lo prometido bajo el acuerdo de París, es probable que el mundo supere de todas maneras la marca de los 2 grados. Pasar el umbral podría significar “que los ecosistemas estén fuera de control con el clima, problemas para los cultivos actuales y una creciente escasez de alimentos y agua”, advirtió Kevin Trenberth, del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR).

“Estados Unidos es muy importante”, en los esfuerzos por frenar el calentamiento climático, dijo Andrew Jones, codirector de Climate Interactive, un equipo de científicos y especialistas en simulaciones por computadora que rastrean las emisiones y las promesas globales. “Esa cantidad podría marcar la diferencia entre cumplir el límite de París de los dos grados o fracasar”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

veinte + catorce =