Europa aprueba con condiciones la ayuda de 4.500 millones de Francia a Areva

0
Sede de la nuclear francesa Areva.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Comisión Europea (CE) ha concluido que la inyección de capital de 4.500 millones de euros que el Estado francés prevé hacer en el grupo nuclear Areva es compatible con las normas comunitarias, pero la condicionó a que la empresa venda su negocio de reactores y a que apruebe un test de seguridad.

El plan de reestructuración para la empresa “consigue el equilibrio adecuado entre mejorar la competitividad del grupo y limitar las distorsiones en la competencia creadas por la financiación pública”, dijo en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Marghette Vestager.

Francia, que posee un 86,5% de Areva, notificó en abril del año pasado a la CE su plan para reestructurar el grupo -que ha atravesado dificultades financieras en los últimos cinco años- y su intención de inyectar capital por valor de 4.500 millones para ayudarle a sufragar el coste del proceso.

La Comisión analizó este plan, en particular si era “realista” para garantizar la viabilidad a largo plazo de la empresa sin continuo apoyo público, y concluyó hoy que era compatible con las normas de ayudas de estado.

No obstante, puntualizó que la inyección de capital está sujeta a que Areva reciba luz verde para vender su negocio de reactores a la también francesa EDF, operación que aún debe aprobar la propia CE.

Además deberá obtener resultados positivos en los test que la Agencia Francesa de Seguridad Nuclear está realizando en el reactor Flamanville III, que gestiona la empresa.

Francia no podrá desembolsar la ayuda hasta que se cumplan estas condiciones, si bien la CE aprobó hoy un préstamo puente de 3.300 millones del estado destinado a que la compañía cubra sus necesidades de liquidez hasta entonces.

El Ejecutivo comunitario subrayó que la salida de Areva del negocio de reactores nucleares permitirá que el grupo se centre en el sector del ciclo de fuel nuclear, así como que esta desinversión reducirá su presencia en el sector nuclear y limitará las distorsiones de la competencia.

Asimismo, señaló que el grupo financiará “una parte importante” de los costes de reestructuración gracias a estas ventas de activos y que la viabilidad de la compañía contribuirá a asegurar el suministro de uranio en Europa.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

15 + cuatro =