Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La consultora E&Y acaba de publicar la última edición de su informe bianual del Índice RECAI sobre el atractivo de los países para la inversión en renovables, en el que la nota más destacada es una recuperación del terreno por parte de los países europeos. Una recuperación que no afecta ni a Reino Unido, que pierde un puesto más sobre la edición anterior (mayo 2016) y España, que permanece sumida en el puesto 28 de la clasificación víctima del desinterés de los inversores por un mercado maduro pero en declive debido a los cambios regulatorios y retributivos.

indice-recai-de-ey-octubre-2016

Todo lo que tenían que decir los autores del informe ya lo dijeron en un informe anterior, en el que E&Y indicaba que la nueva normativa y los recortes hacen muy difícil, por no decir imposible, que se acometan nuevas inversiones en el país debido, por un lado, a la inseguridad jurídica que supone haber modificado la normativa con carácter retroactivo y, por otro, porque el nuevo sistema retributivo no garantiza la rentabilidad razonable de los proyectos. El informe consideraba que la nueva situación irremediablemente repercutirá en una menor inversión, en la pérdida de puestos de trabajo y en una más que posible fuga de capitales en busca de otros mercados que ofrezcan mayores garantías de  seguridad, estabilidad y rentabilidad.

Europa recupera terreno

Si en la edición anterior eran los mercados emergentes de Latinoamérica los que ganaban posiciones a costa de los europeos, en esta edición son los europeos los que recuperan terreno. Francia, Bélgica, Suecia, Irlanda, Noruega y Finlandia suben posiciones. En la parte superior de índice, Francia recupera un puesto y se aúpa al séptimo como resultado de los planes del país para licitar 3 gigavatios (GW) de nueva capacidad de energía solar en los próximos tres años, así como la construcción de una fábrica para producir paneles solares para pavimentar 1.000 kilómetros de carreteras, de las que ayer nos hacíamos eco en El Periódico de la Energía.

Bélgica (18º), Suecia (20º), Irlanda (30º), Noruega (32º) y Finlandia (35º) también suben en el ranking en el que se evalúan hasta un total de 40 países. En Noruega, los trabajos en la interconexión submarina con Alemania ofrece una nueva oportunidad de almacenamiento de la energía hidroeólica entre ambos países. Alemania, además de Estados Unidos, China, India y Chile, permanece inmóvil en la parte superior del índice en la quinta posición.

Ben Warren, director de Global Power y Utilities de Ernst & Young y editor jefe del Índice RECAI, señala que “los países europeos carecen de la flexibilidad que existe en los mercados emergentes para transformar sus industrias energéticas. Su mayor obstáculo es la integración de las energías renovables con la generación de energía convencional históricamente centralizada. Pareció que los países europeos reducían sus ambiciones de energías renovables, pero, en los últimos meses, hemos visto la materialización de nuevos y prometedores programas en todo el continente”.

El Reino Unido, sin embargo, está en contra de la tendencia de mejora europea, cayendo a la 14ª posición, la más baja de todos los tiempos. El voto del Reino Unido a favor del abandono de la Unión Europea, el desmantelamiento del Departamento de Cambio Climático y Energía (DECC) y la aprobación de la central nuclear de Hinkley Point C, contribuyeron a una pérdida de atractivo a los ojos de los inversores.

Los cinco primeros puestos del índice se mantuvieron sin cambios, con EEUU como número uno, seguido de China, India, Chile y Alemania (ver gráfico con la clasificación completa). La situación en EEUU es particularmente alentadora, ya que espera añadir 41 GW de nueva potencia eólica  y 56 GW de energía solar en los próximos cinco años.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × cinco =