Europa se apunta a la moda del deportivo eléctrico exclusivo: así es EleXtra

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Elextra es un súper deportivo eléctrico fabricado en Alemania, con capital danés y diseño suizo, del que tan solo se fabricarán 100 unidades, lo que lo convierte en un vehículo muy exclusivo.

La empresa helvética Classic Factory presentará en el  Salón del Automóvil de Ginebra (9-19 de marzo) este superdeportivo eléctrico que viene a sumarse a la moda creciente de anunciar este tipo de coches que quieren aprovechar las cualidades de aceleración, velocidad y eficiencia de los motores eléctricos, muy por encima de los de combustión y que casi todo el mundo se empeña en comparar con los modelos de Tesla.

En este caso son el empresario danés Poul Sohl y el diseñador suizo Robert Ramos los artífices de Elextra, un coche que, a pesar de su carácter deportivo, y gracias a sus cuatro puertas,  es capaz de transportar a cuatro ocupantes. De él tan solo se han distribuido algunas imágenes del exterior que anuncian un perfil aerodinámico y deportivo combinado con una buena habitabilidad.

Su diseñador habla de él como “una combinación de líneas puras que recuerdan los más emocionantes coches de lujo italianos del pasado, con la tecnología más avanzada de hoy en día”.

El coche dispone de tracción total y, según sus creadores, tiene capacidad para acelerar de 0 a 100 km/h en 2,3 segundos. Ellos mismos se encargan de recordarnos las prestaciones del Tesla Model S P100D L, que según algunas pruebas es capaz de hacerlo en 2,28 segundos.

Pero, las comparaciones, además de odiosas, a veces son injustas, ya que no tiene mucho sentido comparar este tipo de coches con los modelos de Tesla. de hecho, ninguno de estos nuevos superdeportivos tiene nada que ver con los planes del fabricante californiano, que son mucho más ambiciosos que ‘acelerar muy rápido y correr mucho en un coche muy bonito’. La red de recarga, la gigafábrica de baterías y las previsiones de ventas son argumentos más que suficientes para marcar esa gran diferencia.

Construido en Alemania, pero diseñado en Suiza, se espera que de este primer modelo tan solo se produzcan 100 unidades lo que confirma que este tipo de vehículos son útiles para demostrar las posibilidades de la movilidad eléctrica en cuanto a prestaciones y comodidad, pero son una simple anécdota dentro de la movilidad eléctrica. Ni este coche ni otros parecidos serán los artífices del cambio hacia una movilidad sostenible para todos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Nueve − siete =