Europa subvenciona la producción de renovables con 40.000 millones, el doble que las fuentes convencionales

1
El objetivo de renovables que plantea el Gob ierno Vasco es de solo el 16% para 2025.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Solar y eólica, las fuentes de energía más subvencionadas.
Solar y eólica, las fuentes de energía más subvencionadas.

La Comisión Europea dio a conocer ayer un informe sobre los costes y subvenciones de las distintas tecnologías energéticas de los 28 países miembros de la Unión Europea (UE), según el cual, el conjunto de las energías renovables recibió un total de 39.710 millones de euros en subvenciones, prácticamente el doble que las otorgadas a las fuentes convencionales.

Las cifras que contrastan con las que ayer aportaba Greenpeace y de las que se hizo eco El Periódico de la Energía. La ONG ecologista señalaba en su informe que en Europa las renovables reciben al año alrededor de 30.000 millones de euros mientras que la energía nuclear y los combustibles fósiles se estima que reciben 61.000 millones de euros en subvenciones, sobre todo por los pagos por capacidad.

El vicepresidente de la CE y responsable de Energía, Günter Oettinger, indicó en un comunicado que, gracias a este primer informe, “tenemos ahora los datos sobre subsidios y costes en el campo de la energía más sólidos y globales hasta el momento”, pero advirtió de que se trata sólo de “un primer paso” y que “aún hay lagunas en nuestro conocimiento”.  Y añadió: “Tenemos que seguir trabajando para llenar esos espacios. Se necesita más investigación, en particular sobre los subsidios históricos en el mercado de la energía en todos los Estados miembros y en la UE en general”.

El estudio señala que en 2012 se hicieron más de 700 intervenciones públicas en los 28 Estados miembros para subvencionar el sector energético por un valor de entre 120.000 y 140.000 millones de euros (excluyendo el transporte). El 70% de estas intervenciones se destinaron a respaldar la producción de energía, y de esas ayudas la mayor parte del pastel se lo repartieron la energía solar, a la que se destinaron 14.730 millones, la eólica (11.480 millones) y el carbón (10.120 millones).

 

Pero la solar y la eólica no son las únicas beneficiarias de esta orgía de despilfarro. Los “apoyos” de los Gobiernos de la Vieja Europa también se destinan a otras fuentes de energía renovables, como la biomsa, destinataria de 8.300 millones de euros y la hidráulica, que recibió 5.200 millones. Por lo que respecta a las fuentes convencionales, tras el carbón, la energía nuclear fue la que más ayudas recibió (7.000 millones de euros), por delante del gas natural (5.200 millones).

España, tercera de Europa

Según el informe sobre los subsidios y costes de la energía en 2012, que hace una análisis detallado país por país, España fue el tercer Estado de la Unión Europea (UE) que más apoyo público concedió al sector de la energía, al totalizar 10.430 millones de euros. En este ranking de sumideros energéticos del despilfarro solo aventajan a España la todopoderosa Alemania, con 25.470 millones de euros, y el Reino Unido, con 13.280 millones. En  cuarto lugar, pisando los talones a España, figura Italia con un total de 10.360 millones en subvenciones.

El informe también hace referencia a los costes y la competitividad de las diferentes tecnologías de generación de energía, y en ese aspecto subraya que el coste de producción de un megavatio hora (MWh) a partir del carbón está en aproximadamente los 75 euros, un rango parecido al de la energía eólica, que está un poco por encima, mientras que el coste medio del MWh producido con energía nuclear o gas natural, sube a unos niveles promedio en torno a 100 euros. En cuanto a los costes de la energía solar, señala que “han caído considerablemente desde 2008” y se sitúan entre los 100 y los 115 euros por Mwh, dependiendo del tamaño de las instalaciones en cuestión.

El estudio presenta asimismo estimaciones de los costes externos de las tecnologías de producción de energía, los cuales no están reflejados en los precios de mercado, como los costes del impacto en el medioambiente, la salud o el cambio climático. Los costes externos del mix energético de la UE en 2012 estarían entre 150.000 y 310.000 millones de euros aunque, según advierte el documento, los métodos para cuantificar esos costes tienen “alto grado de incertidumbre”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

dieciocho + uno =