Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha autorizado la convocatoria de ayudas destinadas a instalaciones de energía renovable para 2017, con una dotación de 4,3 millones de euros.

El objetivo de dicha convocatoria es fomentar la adquisición, mejora, ampliación y adaptación de equipos e instalaciones de energías renovables, porque “ya nadie duda que el futuro pasa por desarrollar la energía renovable y medidas como esta contribuyen a facilitar el camino a la necesaria reconversión energética que posibilite una menor dependencia de las energías fósiles”, ha indicado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Gil Rosiña, quien ha añadido que Extremadura apuesta por el desarrollo económico y por las energías verdes.

Además ha destacado que la convocatoria contempla una mayor dotación económica que el pasado año, y que se realiza con las bases reguladoras que se aprobaron en octubre, bases “que posibilitan regular las dos modalidades que antes no se diferenciaban, las instalaciones fotovoltaicas para el autoconsumo de energía eléctrica y las instalaciones fotovoltaicas aisladas de la red”, ha puntualizado.

La orden de convocatoria establece tres líneas de subvenciones, la primera de las cuales está dirigida a personas físicas, respecto a las viviendas de su propiedad, ya sean de uso habitual o segunda vivienda; y a comunidades de propietarios. El límite de las ayudas será de 30.000 euros, excepto en el caso de la biomasa, en el que se eleva a 150.000 euros.

La segunda línea de ayudas está destinada a los municipios y las entidades locales menores y subvencionará las instalaciones de producción de energía eléctrica mediante paneles solares fotovoltaicos en instalaciones aisladas con y sin acumulación, así como las instalaciones mixtas eólico-fotovoltaicas, siempre que la potencia fotovoltaica instalada sea superior al 50% del total. En este caso, el importe máximo de la ayuda será de 30.000 euros.

De la tercera línea de subvenciones podrán beneficiarse las empresas privadas y sus agrupaciones, siempre que dispongan de personalidad jurídica, así como empresarios individuales o autónomos, y los proveedores de servicios energéticos.En este último supuesto el límite de la subvención varía entre los 30.000 y los 300.000 euros.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

catorce − 13 =