Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La ganadora de la subasta de renovables del año pasado, Forestalia, está segura de que sus proyectos tanto eólicos como de biomasa saldrán adelante.

Forestalia, empresa de origen aragonés, tiene previsto instalar los 300 MW eólicos adjudicados en la subasta en tierras de Aragón.

Durante este último año, la empresa ha presentado los distintos requirimientos administrativos, entre ellos las declaraciones de impacto ambiental que están siguiendo su curso y que prevé sean aprobadas durante esta primavera.

Así, Forestalia prevé iniciar la construcción de los parques eólicos en el segundo semestre de este 2017, según cuentan fuentes de la compañía.

“El plazo de ejecución será de entre 12 y 18 meses por lo que los parques estarán como tarde a mediados de 2019”, asegura.

Esta fecha, aunque parezca extraño, entraría dentro del plazo que el Gobierno dio a los ganadores de la subasta para sacar adelante los proyectos. Según Forestalia, tienen cuatro años para hacerlo y no dos.

Socio financiero

Al igual que hizo con sus proyectos de biomasa, los directivos de Forestalia están rematando en estos días un acuerdo con un socio internacional con el que ir de la mano en los proyectos eólicos.

“Esperamos anunciarlo en las próximas semanas”, aseguran desde la empresa aragonesa.

De esta manera, Forestalia asegura que sus proyectos saldrán adelante, y que a pesar de haber ofertado a precio cero en la subasta de renovables de 2016, las cuentas les salen.

Así que prepárense porque Forestalia tiene previsto acudir a la próxima subasta de renovables que se celebrará en el primer semestre de este año con 3.000 MW en juego.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Nueve − 2 =