Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Grupo EDF, a través de su filial de EDF Energies Nouvelles, ha entrado en el consorcio liderado por Masdar para desarrollar la tercera fase del megaproyecto solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum de 800 megavatios (MW), en Dubai, mediante la compra de la participación de la saudí Fotowatio Renewable Venture (FRV).

El acuerdo es la expresión de una alianza más fuerte entre ambas empresas para sus próximos proyectos en Oriente Medio, mercado en el que EDF quiere dar un fuerte impulso a su negocio de energías renovables. “Oriente Medio es un área estratégica para EDF, en la que la compañía quiere centrar parte de su apuesta por las energías renovables”, dijo Antoine Cahuzac, presidente ejecutivo de EDF Energies Nouvelles. “Este proyecto solar de 800 MW realizado junto con Masdar, un jugador clave en las energías renovables de la región, sella una importante asociación a largo plazo”.

El proyecto fotovoltaico, que se construirá en tres etapas durante los próximos tres años, se adjudicó en junio a un consorcio liderado por Masdar y en el que también participaban la saudí FRV y la española Gransolar, a un precio récord de 2,99 centavos de dólar por kilovatio hora. La construcción ya ha comenzado en el primer tramo por un total de 200 MW.

Mohamed Al Ramahi, CEO de Masdar, dijo que la experiencia internacional de EDF ayudaría al consorcio a llevar a buen término lo que será “la mayor planta de energía solar del mundo cuando se finalice”. La nueva alianza será desarrollada conjuntamente por Masdar y EDF, aportando la misma cantidad de financiación que el francés Natixis, que actúa como el banco líder.

EDF es el mayor productor de energía renovable en Europa, con 1.200 MW de capacidad eólica y solar, a la que hay que sumar una cartera de 1.800 MW de proyectos de energías renovables actualmente en construcción.

No es la primera vez que Masdar y EDF se han unido en un proyecto, ya que los dos se asociaron para optar por la planta de energía solar fotovoltaica Sweihan de Abu Dabi, de 350 MW, que perdieron por un  estrecho margen frente al consorcio asiático formado por la japonesa Marubeni y la china Jinko Solar.

EDF también presentó una oferta para la tercera fase del parque solar de Dubai con su socio de Qatar Nebras, a un precio un 33% superior a la oferta ganadora de Masdar, FRV y Gransolar.

La salida de FRV del proyecto de Dubai, en la que la compañía era minoritaria, se debe a que la compañía saudí quiere crecer en otros países, como Estados Unidos e India. “Ahora que el contrato ha sido adjudicado y la fase de implementación ha comenzado, sentimos que es el momento adecuado para concentrar nuestros recursos en proyectos llave en mano o en los que tenemos una participación importante,” dijo un portavoz de FRV a el diario localThe National.

El proyecto solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum, tiene una capacidad prevista de 5.000 MW para 2030, lo que pone de relieve la creciente importancia internacional del mercado de la energía renovable de Emiratos Arabes Unidos (EAU).

“El parque solar ha atraído el interés de las empresas comerciales y energéticos globales, lo que refleja la confianza y el interés de los inversores internacionales en grandes proyectos aprobados por el gobierno de Dubai”, dijo Saeed Al Tayer, director general y director ejecutivo de la Autoridad de Electricidad y Agua de Dubai (DEWA).

Al Tayer añadió que el marco para el sector eléctrico estimula una mayor inversión extranjera que ayudará al emirato a alcanzar su objetivo de 25% de energía limpia para el año 2030.

La segunda fase de 200 MW del parque solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum comenzó a producir electricidad el lunes con la capacidad suficiente para alimentar 50.000 hogares en Dubai.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

siete − 2 =