Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El gigante eólico Gamesa está en disposición de ayudar a GES (Global Services Energy), y así evita que se le complique el mantenimiento de sus máquinas además de mediar para que Cristian Lay pueda proceder a la compra de GES.

Por eso, ha decidido renovar el mantenimiento de los parques eólicos adscritos a las zonas noroeste y noreste (Portugal, Galicia y Aragón) durante dos años más. “Gracias a esta decisión y a que paga mensualmente por el servicio realizado por GES en vez de trimestralmente como antes de presentar el preconcurso de acreedores, su proveedor tiene liquidez para pagar a sus trabajadores”, señalan fuentes conocedoras al diario. Se paraliza así el paso a las nuevas contratas en estos parques donde va a continuar GES, “y ahora le tocará a Gamesa lidiar con esos proveedores con los que había negociado el traspaso”.

El resto de zonas seguirán operando con GES hasta la fechas próximas al fin de los contratos vigentes (el próximo 31 de diciembre y algunas hasta marzo de 2017) con el objeto de seguir ingresando dinero y mantener las nóminas y los compromisos económicos. Solo los parques de Cádiz y Málaga se traspasan esta semana.

Pero, ¿por qué ahora interesa a Cristian Lay el mantenimiento de algunos parques eólicos? “En el escenario 1, es decir, en verano, el grupo industrial quería quitarse este servicio porque no era rentable, pero como GES se está descapitalizando en estos últimos meses porque está perdiendo negocios al estar en preconcurso de acreedores, entra en acción el escenario 2, ¿cómo hago para que GES sobreviva? Con los parques más rentables en el mantenimiento a las máquinas de Gamesa”, explican las fuentes.

Cristian Lay todavía no ha confirmado la compra de GES, pero la primera fase al menos ya se ha cumplido. El jueves pasado GES firmó un acuerdo de reestructuración de la deuda con los bancos acreedores y el viernes solicitó al juzgado de Bilbao competente la homologación del mismo para entrar en el Concurso de Acreedores y evitar la liquidación de GES.

Ahora toca comenzar con la segunda fase, el ERE y el ERTE, que se comenzará a negociar en cuanto se conforme la Comisión Negociadora (sindicatos, representantes de parques y patronal).

Pese al esfuerzo que se está haciendo, GES se enfrenta a un futuro de mucho esfuerzo para recuperar la actividad, los pedidos y el trabajo que ha ido perdiendo en los últimos meses. Necesita ingresos recurrentes para mantener las nóminas y ha perdido muchos contratos con empresas que se echaron atrás al conocer su situación financiera.

Aún así, tanto si se sella la venta como si se echa atrás en el último momento, Cristian Lay ya se ha adelantado y se ha quedado con seis compañías de GES en el extranjero: en EEUU, Chile, Marruecos, Egipto, Jamaica y México, por lo que ya no forman parte del concurso de acreedores, y además se mantiene un acuerdo de prestación de servicios con ellas para seguir dando trabajo a GES cuando haya actividad en BOP (Balance of Plant).

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

tres × 2 =