Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Gamesa se ha aplicado el dicho de “poner la venda antes que la herida”, y ante la posibilidad de que GES (Global Energy Services) no pueda realizar el servicio de mantenimiento eólico que tiene contratado, ha buscado posibles alternativas.

“Cuando finalicen los contratos que tiene Gamesa con GES para el mantenimiento correctivo de sus aerogeneradores, o si finalmente ésta entra en concurso de acreedores y cierra, la compañía ya ha pensado en sustituirla y son varias las empresas que se van a repartir la tarta que podría dejar GES”, señalan fuentes cercanas a la empresa.

Y es que GES es su principal proveedor en el mantenimiento de sus máquinas, alrededor del 60-80% del total que están funcionando en España están bajo la supervisión de los operarios de GES.

Por el momento ya tiene apalabrado el servicio con algunas de las compañías que ya trabajan en otros parques de Gamesa y que se organizan según las zonas. “Ingeteam negocia el mantenimiento de los parques de Albacete, Valencia y la zona Madrid, Resgreen los parques de Cádiz, Guascor se podría quedar en Aragón, donde se concentran el mayor número de MW instalados de todo el país, con lo que se queda con mucho, Altertec negocia los parques eólicos de Soria y una quinta empresa se haría con los parques eólicos de Burgos, Salamanca y Galicia”, explican las fuentes.

Cada parque tiene su propio contrato, por lo que Gamesa ha participado activamente en las negociaciones entre sindicatos, GES y los nuevos proveedores que realizarán en el futuro el mantenimiento de sus máquinas para que el traspaso se realice de la manera más conveniente para todos.

Solo hay un pequeño porcentaje de trabajadores que tienen un acuerdo de subrogación y podrían conservar las condiciones y la antigüedad que tenían en GES pero “si se aplica el actual artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores donde se dice que la dirección de la empresa podrá acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, la subrogación podría no significar nada, ya que podrían cambiar esas condiciones”, explican las fuentes.

Y esto solo es el principio. “En el futuro inmediato, el mantenimiento de los parques eólicos también va a cambiar, no solo porque la repotenciación supone una menor necesidad de mano de obra, son menos máquinas con más potencia, sino porque también están llegando cambios tecnológicos que permiten un sistema de mantenimiento digitalizado y a distancia, que adelgazará aún más esa estructura laboral”, concluyen.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecinueve − siete =