Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Algo ocurrió en la Nochevieja pasada y no solo fue el cambio de año. Un día antes de acabar 2016, en una decisión rápida e inesperada, el gigante eólico Gamesa adquirió el 100% de 9REN, una empresa que comenzó como proveedor de servicios a las renovables y que ahora es puntera en mantenimiento eólico.

El pasado 30 de diciembre, Gamesa adquirió todo el negocio español de 9REN ante la difícil situación de esta empresa que arrojaba pérdidas de 1,6 millones de euros en el último año, y la integraba como una unidad más del grupo eólico.

Y es que el negocio de 9REN se complicó aún más al perder la mayor parte del negocio de mantenimiento fotovoltaico. En el caso de Italia fue prácticamente la totalidad de los contratos, de hecho, en agosto pasado Tages Capital SGR anunciaba que Tages Helios Fund adquiría los activos fotovoltaicos solares italianos de 9REN, líder en fotovoltaica en el país, con 51 plantas y una potencia total de 56 MW.

9REN nació en 2008, cuando el fondo de inversión americano First Reserve Corporation adquirió Gamesa Solar. Cuatro años después, en 2012, compartían propiedad First Reserve Corporation y Gamesa Corporación Tecnológica, con un 51% y un 49% respectivamente.

“Todos sabíamos que tarde o temprano Gamesa se iba a hacer con 9REN porque es una empresa especializada en mantenimiento correctivo y gran correctivo, que es imprescindible para la eólica, pero la decisión se ha acelerado tanto que ha pillado a todos por sorpresa”, señalan fuentes cercanas a la compañía.

En 2015, 9REN se especializó en el sector del mantenimiento de aerogeneradores, sobre todo en la detección y corrección de averías, y así consigue dar un valor añadido a sus servicios por su alta capacidad de gestión y resolución. “También la compra es muy rentable porque el mantenimiento correctivo da más beneficios que el preventivo, que está tasado, deja menos dinero y no necesita tanta cualificación, como es el caso de GES”.

9REN se mantendrá con su estructura actual y se integrará en el Área de Servicios de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) de Gamesa. Por el momento, la compañía ha anunciado que conservará toda la plantilla dedicada al mantenimiento eólico con las actuales condiciones laborales y económicas, unos 260 trabajadores, pero en la parte dedicada al sector fotovoltaico, la empresa ha anunciado seis despidos con carácter inmediato en Madrid alegando causas organizativas y productivas.

La forma concreta en que procederá no está, al día de hoy y como consecuencia de la premura de la operación, definida pero existirá una reordenación de actividades que podría afectar a los trabajadores en un futuro.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

catorce + 12 =