Gamesa se pone bonita antes de fusionarse con Siemens

0
Turbina G128-4,5 MW de Gamesa.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Gamesa ha finalizado el primer trimestre del año con un beneficio neto de 72 millones de euros. Excluyendo el impacto de la consolidación de Adwen, el resultado neto asciende a 80 millones, un 82% más frente al mismo periodo de 2015, impulsado por un volumen de actividad y un resultado operativo (Ebit) récord en la historia de Gamesa. El volumen de actividad se situó en 1.061 MWe (+49%) y el Ebit en 119 millones (+81%), equivalente a un margen Ebit sobre ventas del 11,1%.

Estos resultados, que reflejan la fortaleza comercial de la compañía, se encuentran en línea con los compromisos adquiridos para 2016: alcanzar un volumen superior a los 3.800 MWe, con un Ebit por encima de los 400 millones.

Fuerte incremento comercial

Entre enero y marzo, las ventas de Gamesa crecieron un 30%, hasta alcanzar 1.064 millones. Esta cifra refleja, principalmente, el aumento de los ingresos del área de aerogeneradores (+34%), como consecuencia de los niveles crecientes de actividad (+49%, hasta 1.061 MWe). Por su parte, las ventas de servicios de operación y mantenimiento se mantuvieron estables, aportando 108 millones en el trimestre.

El aumento de la actividad, que encadena diez trimestres consecutivos de crecimiento de doble dígito, ratifica el posicionamiento competitivo de Gamesa, basado en la diversificación geográfica. Así, la región de América Latina contribuyó un 27% a las ventas de aerogeneradores (en MWe), seguida por India y EMEA, ambas con aportaciones del 26%. Por su parte, Estados Unidos y Asia- Pacífico aportaron un 16% y un 5%, respectivamente.

Asimismo, durante los tres primeros meses del año, Gamesa registró 1.031 MW de nuevos pedidos, lo que sitúa el libro de pedidos hasta marzo en 3.167 MW (+22%) y permite asegurar una cobertura del 90% sobre el volumen de ventas estimado para 2016: >3.800 MWe.

Rentabilidad en aumento

En este entorno de actividad creciente, Gamesa ha seguido focalizada en aumentar su rentabilidad, con un mayor control de la estructura de costes y la optimización de gastos variables. Así, la compañía ha concluido el periodo con un Ebit récord de 119 millones (+81%), equivalente a un margen Ebit del 11%.

Por su parte, el beneficio neto se situó en 72 millones, que incluye el impacto negativo de 8 millones de la consolidación de Adwen. Sin este efecto, el resultado neto alcanza los 80 millones (+82%).

Asimismo, la compañía ha seguido robusteciendo su balance y ha finalizado el trimestre con una posición de caja neta de 194 millones.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × 1 =