Garoña crea un ‘Poltergeist’ en las Cortes de Castilla y León

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El debate parlamentario estaba caldeado, pero no había llamas en las Cortes de Castilla y León cuando se estaba debatiendo sobre uno de los ‘clásicos’ de los últimos años: la central nuclear de Garoña.

Sin embargo, las alarmas contra incendio han saltado en pleno debate sobre la central nuclear sin que los procuradores lo hayan percibido, gracias al aislamiento del hemiciclo, y únicamente han recibido la alerta por boca de la presidenta, Silvia Clemente, perpleja al comprobar que, de forma inexplicable, unas enormes cortinas se desplegaban en el interior de la Cámara.

Por un momento, los presentes han pensado en que algo raro estaba ocurriendo en las Cortes, como si alguien hubiera tirado de un ‘conjuro’ o una ‘bola mágica’, para que comenzaran a pasar cosas inexplicables.

El primer aviso fue el fallo en el sistema de votación de la debutante Paloma Vallejo, que acaba de tomar posesión como procuradora del PP y ya se ha encontrado los primeros impedimentos para ejercer su labor. Hasta tuvo que votar a mano alzada inicialmente, hasta que también de forma inexplicable se resolviera la avería.

En un Pleno que ayer estuvo marcado por los debates en torno a la extinción de los incendios forestales, pero que terminó apaciguado por la búsqueda de acuerdos, parece que quedaron rescoldos y se avivaron parlamentariamente cuando llegó eterna la discusión en torno a Garoña.

Socialistas y populares han sacado su repertorio de ataque para cruzarse duros reproches, hasta que las ‘cosas raras’ han comenzado a desencadenarse en el hemiciclo.

Botones que no funcionan, cortinas que bajan sin que nadie lo haya pedido, desapariciones -el PSOE ha afeado a Herrera su ausencia en el debate sobre Garoña-, equilibristas y malabaristas argumentales…”Esto parece un circo”, se ha escuchado en los pasillos de las Cortes.

“Estamos intentando averiguar qué pasa”, ha espetado Silvia Clemente cuando las cortinas han comenzado a descender en la parte superior del hemiciclo, con la socialista Virginia Jiménez en la tribuna de oradores.

Pero de lo que no se han enterado inicialmente los procuradores que estaban en la Cámara ha sido de que las alarmas contra incendios han saltado y los pasillos de las Cortes han vivido unos momentos de desconcierto. El aislamiento acústico del hemiciclo funciona.

“Tampoco creo que sea un sabotaje al punto del orden del día en el que estamos…”, ha bromeado la presidenta de las Cortes, quien ha trasladado tranquilidad a los procuradores afirmando que ella sería la primera en enterarse si hubiera un incendio y se lo comunicaría de inmediato.

La razón por la que al parecer han saltado las alarmas es que al intentar reconducir a su posición original las cortinas -que tienen una funcionalidad contra incendios, a modo de cortafuego-, el sistema de alarma acústica ha saltado para garantizar la seguridad del edificio.

El que ha aprovechado la coyuntura para arrimar ‘el ascua a su sardina’ ha sido el encendido viceportavoz popular Ángel Ibáñez, quien ha atribuido los inexplicables sucesos al “espíritu de Garoña”, que “se rebela contra las cosas que han dicho los socialistas”.

Parece que el incendio no estaba en las Cortes, sino en Cataluña, y por eso ha sido el presidente de la Junta el que, desde los pasillos, ha cerrado la mañana con unas declaraciones a la prensa para fijar posición ante la tramitación en el Parlament de la ‘ley del referéndum’: hay que apagar el incendio, ha venido a decir Herrera.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecinueve + 6 =