Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Según dicta la Ley Concursal, una vez que una compañía conoce su estado de insolvencia tiene un plazo de dos meses para solicitar la declaración de concurso de acreedores. Sin embargo, la propia normativa permite beneficiarse de una moratoria, conocida como preconcurso, durante la cual debe iniciar negociaciones con sus acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación.

Ese preconcurso tiene un plazo de tres meses, y en el caso de no alcanzar ningún acuerdo en ese tiempo, dispone de un mes más para presentar la solicitud de declaración de concurso, siempre y cuando se adopte una actitud activa para solventar la situación.

Y en ese tiempo se encuentra GES (Global Energy Servcies). El pasado 30 de octubre finalizó el plazo de tres meses para alcanzar un acuerdo con sus acreedores y ahora dispone de un mes más para declararse en concurso de acreedores. Esto supone materialmente un margen de actuación de 30 días donde se podría evitar el peor de los escenarios, el concurso de acreedores.

“GES aún cuenta con un mes para tomar decisiones y se hará atendiendo al análisis de las alternativas que están sobre la mesa”, señalan fuentes conocedoras, “lo que no significa que se apure ese tiempo”. Pero en el caso de que sí se llegara a ese tope, viene a la mente la posibilidad de pedir una prórroga en los juzgados, como ocurrió con Abengoa, pero no es un “acto ejecutivo propiamente dicho habitual”, según expertos jurídicos consultados por este diario, con lo que sería una decisión que debería tomar la dirección de la compañía.

Por el momento no hay nada está cerrado, y son varios los compradores interesados en GES. Se habla de los fondos de inversión Springwater Capital y KKR, y los grupos industriales Uralita y el Grupo Alfonso Gallardo. La opción de Cristian Lay se va quedando atrás por la falta de acuerdo con la banca respecto a la quita que necesitaba para poderse hacer cargo de la compañía de mantenimiento, además de solucionar el traspaso de una parte de los operarios de los parques eólicos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro + dos =