Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Global Energy Services (GES) no pasa por sus mejores momentos. El proceso de venta de la compañía ha despertado una especie de ola de empatía dentro del sector de mantenimiento de instalaciones de renovablesque hacía tiempo que no se veía.

La Junta Directiva de la patronal del sector AEMER, se ha reunido con el objetivo de hacer piña con la que consideran la ‘madre’ de las empresas del mantenimiento. Por ello, ha manifestado su apoyo a GES tanto a la empresa en su conjunto como al personal de la misma.

En este sentido, AEMER considera que GES fue pionera e impulsó, tanto en España como en terceros mercados, el modelo de ISP (Independent Services Provider) dentro del sector de las energías renovables, siendo un referente para otras empresas españolas, pioneras mundiales en este segmento de la cadena de suministro de los proyectos renovables.

Las alabanzas sobre GES llegan de la mano de empresas como Ingeteam, Dresser Rand, Revergy o Bepte, todas ellas en la junta directiva de AEMER. GES es una “empresa nacida inicialmente como la división de mantenimiento y montaje de Gamesa, fue una iniciativa profesional y de calidad dentro de las singularidades del desarrollo eólico español, donde el principal fabricante de aerogeneradores completaba sus actividades con la promoción de proyectos y los servicios de montaje y post-venta”, explica la patronal en un comunicado.

Pero el apoyo no queda solo ahí. Las empresas le agradecen a GES todo lo que ha hecho durante tantos años. “Esta excelencia se ha proyectado en beneficio del resto de las empresas españolas en este mercado altamente competitivo”.

Preocupación

El sector sabe que lo que está sucediendo con GES es tan importante para el sector que la preocupación es máxima por el posible efecto contagio. “La problemática actual de GES y el riesgo de su desaparición pueden afectar a la imagen del sector en España, además de comprometer los proyectos que desarrolla y el conocimiento adquirido en sus más de veinte años de historia”, dice AEMER.

La patronal cree que la causa de lo que le sucede a GES es por culpa de la reforma energética llevada a cabo por el Gobierno. Por ello, la situación de GES “plantea también la importancia de la estabilidad y continuidad de los contratos de servicios, sometidos a una elevada volatilidad y presión a la baja de los precios que hace al mantenimiento una de las principales víctimas de la disminución de remuneración ligada a la reforma energética”.

AEMER no quiere interferir en las negociaciones que se llevan actualmente acabo pero cree que “sería importante que las partes involucradas avanzaran de forma constructiva en una solución beneficiosa para todos los intervinientes y en especial para el personal de GES”.

“Como asociación nos ponemos a entera disposición de las partes para prestar todo el apoyo necesario que esté a nuestro alcance”, remata el comunicado. ¿Está GES sola? Muchos otros sectores podrían ser igual de solidarios. Al menos, algo queda.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 − 2 =