Gran Bretaña organiza una cumbre para proteger al sector petrolero del Mar del Norte

0
El Brent de referencia en Europa cae por el informe de la AIE.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Plataforma petrolera en el Mar del Norte.
Plataforma petrolera en el Mar del Norte.

El Ayuntamiento de la ciudad escocesa de Aberdeen, capital energética de Europa, confirmó hoy que organizará una cumbre para abordar la crisis que afronta el sector petrolero del mar del Norte por la caída de los precios del crudo.

En declaraciones a Efe, la líder del consistorio, Jenny Laing, señaló que esta reunión, a la que se ha invitado a representantes de los Gobiernos británico y escocés, es necesaria para acordar un plan estratégico “que asegure el futuro de la actividad petrolera” en la costa escocesa.”Con la caída de los precios del petróleo, las empresas afrontan dificultades económicas y son más reacias a invertir. Debemos crear las condiciones que les permitan florecer a largo plazo”, declaró.

El Gobierno británico, liderado por David Cameron, ha indicado que asistirá a la cumbre, que Laing espera que se celebre “durante el primer trimestre de 2015” y a la que también están invitados los empresarios y los sindicatos.

Un portavoz del ministerio de Energía dijo que entienden “la preocupación que genera entre las empresas del mar del Norte la depreciación del crudo” y, por ello, continuará “colaborando con el Gobierno escocés” para darles facilidades. También recordó que Londres ya anunció este mes “varios cambios e incentivos fiscales”, si bien estos han sido considerados insuficientes por el sector.

El Partido Laborista, en la oposición en el Reino Unido, ha adelantado que enviará a un delegado a la cumbre, mientras que el Gobierno escocés de Nicola Sturgeon no se ha pronunciado aún, aunque ha subrayado que “lo que el sector necesita es un régimen fiscal predecible con incentivos fiscales sustanciales”. “Si el Gobierno británico no actúa con prontitud para introducir nuevas medidas, es probable que algunos pozos tengan que dejar de operar antes de tiempo”, declaró un portavoz.

Los efectos de la caída de precios

En los últimos días, el sector petrolero del mar del Norte ha levantado la voz de alarma por los efectos sobre la producción y el empleo de la caída de los precios del petróleo, debida al exceso de suministro en el mercado frente a una decreciente demanda. El barril de Brent, de referencia en Europa y compuesto por una mezcla de crudos del mar del Norte, se negocia actualmente en torno a los 60 dólares, un depreciación del 45% respecto al pasado junio.

La semana pasada, el presidente de la asociación de compañías independientes de exploración de petróleo y gas Brindex, Robin Allan, dijo que el sector estaba “al borde del colapso”. No obstante, el experto en petróleo y asesor gubernamental Ian Wood aseguró que esta afirmación es “exagerada” y que, aunque las empresas afrontan “un periodo difícil”, con la continuación de la caída de los precios, deben adaptar sus costes y se recuperarán a largo plazo.

Con todo, Wood admitió que el ahorro al que obligan los menores ingresos puede conllevar en los próximos 18 meses un recorte de la producción del 10% y la posible pérdida de 15.000 empleos, de una fuerza laboral contratada de 375.000. “Es un momento difícil para el sector y la gente que trabaja en él, entramos en un bache, pero nos recuperaremos”, aseveró Wood, que recordó que la industria petrolera “planifica a largo plazo” y tiene contingentes para afrontar caídas de inversión y precios.

Margen de maniobra

Al igual que Wood, el Gobierno central comparte la preocupación de las empresas pero considera que hay margen de maniobra. “No tenemos constancia de que se hayan cancelado o retrasado nuevos proyectos como reacción a la caída de los precios”, dijo el portavoz del ministerio de Energía.

La líder del consistorio de Aberdeen coincide en que “la situación no es tan dramática” como la describen algunos empresarios pero “sí hay que tomar medidas lo antes posible a fin de asegurar el futuro del sector”.

Laing señala que Aberdeen necesita urgentemente, por una parte, más inversión en infraestructuras, tanto “en vivienda, para atraer mano de obra, como en conexiones de ferrocarril, carretera y por aire”. Por otra, hay que invertir en cursos universitarios y de otro tipo para formar a los empleados del futuro, pues “los trabajadores del mar del Norte están envejeciendo y se necesitan sustitutos”.

Laing ha presentado varias alternativas de financiación, algunas público-privadas, a los Gobiernos de Londres y Edimburgo, que espera poder tratar en la reunión de 2015. Pese a que informes divulgados antes del referéndum de independencia de Escocia, el 18 de septiembre, auguraban un declive de las reservas de crudo en la costa escocesa, la política laborista se muestra “optimista sobre el futuro” del sector, aunque admite que “es importante diversificar la economía”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Doce + 19 =