Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un segundo Plan MOVEA está en ciernes. El Ministerio de Energía aún cuenta con una partida presupuestaria para actuaciones de apoyo a la infraestructura de recarga para automoción y movilidad eficiente, que alcanza los 50 millones de euros. Eso supera y con creces la ayuda del pasado julio al vehículo alternativo, de 14,26 millones de euros, y también la del año pasado.

Y es que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 recogen una dotación de 50 millones de euros en concepto de ayudas al apoyo a la movilidad energéticamente eficiente y sostenible, y al igual que el PIVE, el nuevo programa se gestionaría a través del Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía (IDAE).

Sin embargo, como el Ministerio de Industria y el de Energía son los que decidirán las características que tendrá ese plan de ayudas, las negociaciones se están volviendo cada vez más problemáticas, no solo en cómo se debe hacer el reparto sino en definir qué es un vehículo eficiente y así ampliar o no esas ayudas a los vehículos convencionales de gasóleo y gasolina.

Por un lado, Industria lo tiene claro: el 50% deberá ir a un nuevo Plan Movea y el otro 50%, es decir, 25 millones, a otro plan PIVE, al que lo han llamado PIVE eficiente. Lo ha confirmado la secretaria General de Industria, Begoña Cristeto, en La Tribuna de Automoción. Según fuentes del Ministerio consultadas por este diario, ese PIVE eficiente o también MOVEA PLUS se trataría de dar ayudas a “vehículos de combustión, convencionales, gasolina y diésel, como hacía el PIVE, pero con requisitos más exigentes para poder dar el apoyo, es decir, para vehículos convencionales con menores emisiones, dado que, al achatarrar uno antiguo, se consigue también una mejora muy significativa ambiental, además de la propia seguridad”.

Sin embargo, y según Cristeto, Álvaro Nadal ve una oportunidad para impulsar el vehículo de energías alternativas (eléctricos, gas y GLP) en España. La responsable General de Industria asegura que el ministro de Energía pretende “que los 50 millones se dediquen íntegramente para Movea, en ayudas al vehículo eficiente y para instalaciones de infraestructura”.

Pero más aún. Nadal se presenta ante el Ministerio de Industria como el adalid del transporte alternativo y medioambientalmente sostenible, ya que otra de las problemáticas entre ambos ministerios es el tope de emisiones de los vehículos a los que conceder ayudas. “Energía quiere unas emisiones de entre 114 y 117 gramos de CO2 por kilómetro y nosotros estamos peleando 120” dice Cristeto.

Por el momento, fuentes del IDAE nos confirman que ambos Ministerios están pidiendo informes técnicos para tomar la última decisión al respecto, que está a la vuelta de la esquina, porque se pretende que el reparto de fondos se cierre a mediados del mes de septiembre y que se active en octubre.

¿Quién tomará la decisión? La partida presupuestaria está asignada al Ministerio de Energía, pero el Ministerio de De Guindos también participa porque afecta a un sector industrial, el de automoción, uno de los más potentes del país.

Aún así, las cartas ya están echadas, porque “en última instancia dependerá de Energía”, han confirmado fuentes del Ministerio de Industria, por lo que, a falta de cambios de última hora, podemos esperar un segundo Plan Movea con una suculenta aportación de 50 millones.

Los que solicitaron las ayudas más allá de las primeras 48 horas de ponerse en activo el anterior, o quisieron solicitarlas, tienen ahora una nueva oportunidad.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecinueve + 3 =