Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El pasado jueves el presidente de Red Eléctrica, José Folgado pronunció una petición al Gobierno. Que Hacienda y la Federación de Municipios (FEMP) se pongan de acuerdo para establecer una tasa por el dominio de los tendidos eléctricos de alta, media y baja tensión que se ajuste a la realidad y sea justa para todos.

Pues dicho y hecho. Fuentes gubernamentales han asegurado a El Periódico de la Energía que “el Gobierno lo abordará en la Comisión de Expertos creada el pasado 10 de febrero y que revisará el modelo de financiación local”.

En dicha comisión participan representantes de la Administración General del Estado y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

De momento, solo se va a estudiar qué se puede hacer con ello. Si es una vía más de financiación de los ayuntamientos o dejarlo solo para los casos que quieran hacerlo.

La Sala Tercera del Tribunal Supremo aceptó que los ayuntamientos puedan catalogar como construcciones las líneas eléctricas de alta, media y baja tensión así como las canalizaciones de gas de cara al cálculo de la base imponible de la tasa por utilización del dominio público local.

En cinco sentencias dictadas en los últimos días, el Supremo creó jurisprudencia y avaló las ordenanzas fiscales de 2014 de los ayuntamientos de Arteixo (A Coruña), Serradilla (Cáceres) y Villalcampo (Zamora), que establecían la regulación y las tarifas de la “tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local de las instalaciones de transporte de energía eléctrica, gas, agua e hidrocarburos”.

Hasta ahora, Red Eléctrica era la única empresa del sector eléctrico que no pagaba esta tasa. Suyos son decenas de miles de kilómetros de líneas de transporte de electricidad. Sin embargo, las distribuidoras ya pagan estas tasas.

El Tribunal Supremo estableció una banda de precios por esa tasa que elevaría en cientos de millones de euros el pago a los ayuntamientos.

La tasa a pagar se situaría entre 3.000 euros y 12.000 euros por metro lineal según el tipo de tensión -baja, media o alta-. Es mucho dinero que no podría aguantar Red Eléctrica. Por eso, la petición de la compañía al Gobierno y que ahora éste lo lleve a la Comisión de Expertos sobre financiación local.

Si finalmente se estableciese la ‘Tasa REE’, probablemente se haga como con la distribución y se meta como parte de los costes del sistema, y vaya dentro de la partida asignada en los peajes del sistema.

Una medida que por otra parte no es del gusto del actual inquilino del Ministerio de Energía, Álvaro Nadal, que aboga por no aumentar los peajes en los próximos años.

Eso lo tendrá que decidir ahora Montoro junto a la FEMP. “Se trata de buscar soluciones conjuntas que garanticen la suficiencia financiera de las Haciendas Locales pero que, al mismo tiempo, eviten trasladar ineficiencias a otros sectores”, explican fuentes gubernamentales.

Si se formaliza la tasa o la paga Red Eléctrica o el consumidor, una de dos. En el operador del sistema lo tienen claro. “Será un coste reconocido y se trasladará a la tarifa”, dijo su consejero delegado, Juan Lasala, el pasado jueves.

Se abre un frente en el Gobierno. Lo que está claro es que los municipios tienen la razón y tendrán que percibir por explotación del dominio público. La gran decisión será saber quién lo pagará de su bolsillo. Hagan sus apuestas.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Once − 1 =