Holtrop y GeoAtlanter, al rescate de los fotovoltaicos

0
Parque fotovoltaico. FOTO: Consolmy
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Parque fotovoltaico. FOTO: Consolmy
Parque fotovoltaico. FOTO: Consolmy

En uno de los próximos días Firmeza Solar, el proyecto  puesto en marcha por el despacho de abogados Holtrop y la consultora GeoAtlanter, colgará en la web del bufete barcelonés el formulario al que podrán acudir todos los productores fotovoltaicos interesados en encontrar una solución a los problemas de financiación sobrevenidos por los recortes a las renovables introducidos por la reforma energética.  “Se trata de una iniciativa conjunta de las dos empresas que intenta buscar una solución colectiva que respete los intereses de los productores”, ha dicho Jorge Morales, director de GeoAtlanter  a El Periódico de la Energía.

Las plantas fotovoltaicas en general siguen generando caja suficiente para rentabilizar la inversión inicial y las condiciones de financiación originales son buenas. Pero no pueden atender la deuda en las condiciones inicialmente pactadas, y esta situación les está dando numerosos quebraderos de cabeza. Si los productores no pagan se enfrentan a ejecuciones de garantías, entre las que se encuentran, en muchos casos, sus propias viviendas. Y para poder pagar hay que refinanciar, lo que, dadas las circunstancias, en muchas ocasiones se traduce en  que el inversor no vea un euro en, al menos, diez años más. “Ante la adversidad, nosotros proponemos firmeza en la apuesta por un modelo energético diferente. No nos podemos dar por vencidos, sino unirnos para ser más fuertes”, explica Morales.

Jorge Morales de Labra, director general de GeoAtlanter. FOTO: UNEF
Jorge Morales de Labra, director general de GeoAtlanter. FOTO: UNEF

Los responsables de Firmeza Solar, muy ligados desde hace años a la actividad fotovoltaica en nuestro país, no pretenden engañar a nadie, sino aplicar esa vieja máxima de que la unión hace la fuerza.  “No podemos garantizar la rentabilidad inicial –explican los promotores de Firmeza Solar– pero sí gestionaremos las plantas desde una perspectiva de defensa de los intereses de los productores”. Tanto Morales como Piet Holtrop han constatado el apetito voraz de los fondos internacionales por los activos renovables en España y, como consecuencia del mismo, “creemos que hay posibles salidas”, afirma Morales.

Esas salidas deben respetar dos principios básicos. El primero, evitar la ejecución de garantías personales del productor derivadas de los cambios normativos aprobados. Y en segundo lugar que, en caso de que, bien porque se ganen los procesos en curso, bien porque se restituya la seguridad jurídica, finalmente los ingresos de las plantas sean superiores a los establecidos por la normativa actualmente vigente, parte del correspondiente incremento de valor se traslade al inversor original.

Posibles soluciones

Entre las posibles soluciones Firmeza Solar baraja el intercambio de participaciones de cada planta por otras de una macrosociedad más grande que aglutine múltiples plantas y que cuente, por tanto, con mayores posibilidades de refinanciación. “En función del número de productores que se puedan adherir a la idea, podría ser una cooperativa o una sociedad anónima, pero eso es lo de menos. Lo importante es conseguir una masa crítica importante que nos permita negociar desde una posición fuerte”, explica Daniel Pérez, abogado del despacho Holtrop.

“Con un tamaño importante, podríamos irnos a financiar al mercado alemán, donde podríamos realizar, por ejemplo, una emisión de bonos al 2%. Cuanto más productores nos unamos, mayor poder de negociación tendremos”, esgrime el director de GeoAtlanter. Y para alcanzar esa fortaleza, los socios no descartan la posibilidad de dar entrada en el capital de la sociedad a alguno de esos fondos internacionales interesados en entrar en el sector fotovoltaico. “La mera suma de pequeños problemas solo nos da un problema mayor. La clave es resolver el problema de financiación, por ello estamos negociando con bancos y fondos”, explica Jorge Morales.

Pero también es muy posible que haya productores que quieran vender. “En ese caso la solución  pasaría por una operación de compraventa con pago diferido en función de ingresos futuros”, afirma Daniel Pérez.  Una tercera posibilidad pasaría por la financiación de los déficits de caja que se produzcan hasta la amortización del préstamo bancario inicial vía ampliación de capital o de préstamos participativos.

Firmeza Solar ha dispuesto ya una forma para entrar a formar parte de la iniciativa. Lo primero sería aportar a través de la web de Holtrop datos para poder valorar el proyecto. La valoración, realizada por Geoatlanter, es homogénea para todas las plantas y gratuita. Y exigen a cambio que si finalmente el propietario de la planta opta por una de las soluciones de Firmeza Solar cuente con ellos en el proceso.

Firmeza Solar está, de momento, centrada en fotovoltaica, pero ya valoran la ampliación a otras tecnologías. Su intención es hacer una valoración independiente y homogénea de los proyectos para buscar soluciones adaptadas a cada uno de ellos.

 

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dos × 1 =