Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Iberdrola, a través de su filial Avangrid, se ha calificado para participar en la subasta para el arrendamiento de millas náuticas en la costa del Estado de Nueva York (Estados Unidos) para el desarrollo de proyectos de energía eólica marina.

En concreto, la energética competirá con otros actores del sector como Dong Energy, Statoil, EDF Renewable, Convalt Energy, Deepwater Wind Hudson Canyon o Fishermen’s Energy.

En total, catorce compañías han sido las precalificadas para la subasta federal, que se celebrará el próximo 15 de diciembre, al considerar que reúnen los requisitos legales, técnicos y financieros para participar en este contrato de arrendamiento, según consta en el aviso publicado por la Oficina de Gestión de Energía Oceánica (BOEM, por sus siglas en inglés).

Estas oportunidades en el sector de eólica marina que se han abierto en Estados Unidos, donde los gobierno federales y los Estados están dando pasos significativos para apoyar su desarrollo, figuran dentro del foco de Iberdrola.

Así, hasta la fecha se han otorgado áreas de arrendamiento para concesiones eólicas ‘offshore’ en Nueva Jersey, Rhode Island, Massachusetts o Maryland.

Iberdrola cuenta con una importante cartera de proyectos eólicos marinos, tanto ya en curso como futuros, en Europa, como el parque de West of Duddon Sands (Reino Unido), el primer parque eólico marino del grupo puesto en marcha a finales de 2014; Wikinger (Alemania), que contará con una potencia de 350 megavatios (MW) y cuya inversión asciende a unos 1.400 millones de euros; East Anglia One (Reino Unido), que tendrá 714 MW; y Saint Brieuc (Francia), que contará con una potencia de 500 MW.

Por su parte, la presencia de Avangrid, creada a finales de 2015 y fruto de la integración amistosa entre Iberdrola USA y UIL Holdings Corporation, en el sector renovable de Estados Unidos supone una de las mayores apuestas internacionales en las que ha participado una empresa española hasta la fecha.

Su involucración con la generación limpia en el país le ha llevado a ser el segundo operador eólico de Estados Unidos y a convertirse en la compañía que más ha crecido en este sector durante el mandato del presidente Obama, alcanzando la cifra de 6.000 megavatios (MW) en potencia eólica instalada y contando con 744 MW en construcción y una cartera de proyectos de más de 6.000 MW. En consecuencia, es la gran ‘utility’ integrada más limpia de Estados Unidos, con casi cero emisiones de carbono.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 × 3 =