Iberdrola y otras cinco grandes energéticas europeas piden a la UE un mensaje claro sobre emisiones

0
Sede del Parlamento europeo en Estrasburgo.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un grupo formado por empresas europeas líderes en el sector energético, entre las que figuran Iberdrola, Centrica, CEZ, Engie, Fortum e Innogy, se ha reunido en la sede del Parlamento Europeo de Estrasburgo para reclamar una mayor ambición en la reforma del mercado europeo del carbono.

Las empresas han expresado su satisfacción ante la ratificación del acuerdo de París y su entrada en vigor antes del COP22, ya que, desde su punto de vista, esta circunstancia pone de relieve el liderazgo de la Unión Europea en la lucha contra el cambio climático.

Ahora, la UE deberá convertir sus compromisos a largo plazo con el clima en medidas concretas, con el fin de alinearse con los objetivos acordados en París, y es en este sentido en el que las empresas han presentado su posición en la Eurocámara.

Las empresas reunidas consideran que la reforma propuesta por la Comisión Europea, aunque se ha acogido con satisfacción, no será suficiente para cumplir con la ambiciosa agenda de bajas de emisiones de carbono de Europa y para asegurar el cambio hacia tecnologías con bajas emisiones de carbono.

Junto a esto, ven necesario crear en la Unión Europea un régimen de comercio de derechos de emisión (EU ETS) eficaz para hacer posible la transición energética de modo rentable y, al mismo tiempo, enviar al sector privado un mensaje “claro y enérgico” sobre el precio, para que así se invierta en tecnologías con bajas emisiones de carbono y libres de carbono.

Las empresas destacan que, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), se necesitarán inversiones de casi 2,5 billones de dólares en el sector energético de la UE durante el periodo 2015-2040 para que pueda alcanzar sus objetivos climáticos. El sector energético representa casi un 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero cubiertas por el EU ETS.

“Las autoridades deben ir más allá de las medidas adoptadas hasta la fecha para reforzar el ETS (retraso/Reserva de Estabilidad del Mercado) y la actual propuesta en debate”, afirman, antes de considerar que las negociaciones de su “4a fase” (2021-2030) ofrecen una oportunidad única para resolver los problemas del mercado europeo del carbono.

En este contexto, reclaman una combinación de medidas a corto y largo plazo para solucionar las carencias del EU ETS. Las nuevas iniciativas, indican, deben ir más allá de los textos que se están debatiendo actualmente con el fin de reforzar la estructura del mercado del carbono y recuperar la confianza de los inversores mediante una mayor visibilidad y previsibilidad.

También deben transmitir señales de precios enérgicas al mercado, ya que “se necesita un aumento significativo de los precios del CO2 para liberar todo el potencial de descarbonización del sector energético en el futuro”, señalan.

También consideran que las medidas adoptadas desde la UE son preferibles a las iniciativas nacionales descoordinadas, “que socavan el ETS y distorsionan la igualdad de condiciones en la Unión Europea”, y que las propuestas deben ir acompañadas de medidas eficientes sobre fugas de carbono para proteger la competitividad de las industrias europeas expuestas al comercio internacional.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × 1 =