India busca garantizar el suministro energético para que ayude al fuerte crecimiento del país

0
Una carretera en India, uno de los principales países emergentes del mundo.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

India busca garantizar el suministro energético para no aminorar su fuerte crecimiento anual, de alrededor del 7%, con opciones que van desde diversificar las importaciones a explorar las áreas sedimentarias del país, la mitad de ellas aún sin investigar, ha informado un panel de expertos.

“Con unas estimaciones de crecimiento de entre el 6% y el 7% para los próximos años, es necesario que dispongamos de los recursos necesarios” para mantener ese crecimiento, aseguró Rajeev Mathur, director gerente de la empresa india Mahanagar Gas Limited, durante la IV Conferencia Nacional de Seguridad Energética en Nueva Delhi.

Mathur recordó que la India consume un 6% de la energía global y que ese porcentaje se espera que aumente hasta el 9% en 2035.

En la actualidad, anotó, la India depende hasta en un 60% de los países del Norte de África y de Oriente Medio para su suministro de petróleo, algo que causa “incertidumbre” debido al “alto grado de volatilidad” que experimentan esas regiones.

Según datos de marzo del Ministerio indio de Petróleo y Gas Natural, la dependencia del país asiático del petróleo importado ha crecido hasta el 82,1%, a pesar de que en 2015, con un 77%, el primer ministro indio, Narendra Modi, había pedido una reducción del 10% para 2022.

Por ello, el directivo de Mahanagar Gas Limited recomendó aumentar la producción energética con recursos procedentes de la India, donde “el 48% de las áreas sedimentarias del país están todavía sin explorar”.

“Existe un gran potencial de exploración, el futuro depende de nuestra propia energía”, dijo por su parte Shashi Shanker, director del Departamento Tecnológico y de Servicios de Campo de la empresa pública india Oil and Natural Gas Corporation (ONGC).

Shanker subrayó que la India ha duplicado el consumo de energía desde el año 2000 y se espera que esta aumente un 128% para 2035, por lo que “se debe hacer mucho más, existe aún un largo periplo para alcanzar la seguridad energética”.

La India ha mostrado su interés para ello en aumentar su dependencia del gas, del 8% actual al 15%, en los próximos 5 años, aunque esto será todavía inferior a la media global del 21%, según datos de un informe presentado durante la conferencia.

“Necesitamos reformas radicales para hacer que este país posea más seguridad energética”, sentenció R. S. Sharma, presidente del Comité de Hidrocarburos de la Federación de Cámaras de Comercio e Industria de la India (FICCI), organizadora del evento.

De acuerdo con datos oficiales, la India tiene una capacidad instalada de producción energética total de 258.000 megavatios, que en un 60% proviene de fuentes relacionadas con el carbón; un 17% de hidroeléctricas; el 13% de renovables; un 9% de gas, y un 2% de generación nuclear.

El Gobierno de Narendra Modi se ha marcado como objetivo añadir 175 gigavatios de energía de fuentes renovables a su red para el 2022 y es impulsor junto a Francia de la Alianza Solar, una iniciativa lanzada durante la pasada COP21 que aboga por la transferencia de tecnología y financiación a los Estados pobres.

El Banco de la Reserva de la India (RBI, central) prevé un crecimiento para el país en el año fiscal 2016-2017 del 6,7%, por debajo de la previsión del 7,1% del Ejecutivo indio.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciocho + Diez =