Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La energía solar en la India continúa hacia su objetivo de 100 GW en 2020, pero se espera que el ritmo se acelere y continúe más allá de esa fecha. Según acaba de dar a conocer el Gobierno, India prevé aumentar al 57% su objetivo de renovables para el 2027, un objetivo muy ambicioso que supone que la India superará los objetivos renovables contenidos en el Acuerdo de París –un 27% para el 2030- en más de un 100% y tres años antes de lo previsto.

Este plan de la India deja a la UE a bastante distancia. El liderazgo de las renovables del que presume la Comisión Europea se queda muy lejos. Del 27% al 57% hay un trecho importante. De esta manera, la UE no tendrá más remedio que no volver a decir aquello de que quieren liderar las renovables en el mundo, porque no lo harán.

Esta audaz declaración de intenciones de la Autoridad Central de Electricidad de la India se perfila en un proyecto de plan de energía a diez años que proyecta un aumento importante de la inversión privada en las industrias solar y eólica de la India durante la próxima década, lo que impulsará las instalaciones a objetivos más altos, rompiendo los anteriores, ya de por sí ambiciosos.

Según el plan, la India prevé alcanzar 275 GW de capacidad renovable para el año 2027, de la que más de la mitad de la potencia provendrá probablemente de la fuente solar.

El ministro de energía de la India, Piyush Goyal,  también ha confirmado que no se construirán nuevas centrales eléctricas de carbón hasta al menos 2027, y que se gestionará el futuro energético del país con energías limpias y tomándose muy en serio los compromisos realizados en el marco del Acuerdo de París .

A pesar de la financiación pública del Gobierno -la energía solar y la eólica todavía están muy por debajo de los niveles requeridos para cumplir con la meta de 175 GW de capacidad renovable para el año 2022- un importante flujo de capital extranjero ha llegado en 2016, una tendencia que previsiblemnte se repetirá en los próximos años.

Alrededor de 20.000 millones de dólares se han comprometido con el sector solar de la India por parte del taiwanés Foxconn y el japonés Softbank, y con la ayuda doméstica procedente de la india Bharti Enterprises. Los desarrolladores de la India también se disputan un lugar más destacado, con Tata comprometiéndose a producir el 40% de su energía a partir de fuentes renovables para el año 2025, y Adani y Azur Power intensificando sus inversiones solares, como las dos plantas de 50 MW cada una ganadas por ambas compañías en la última subasta del estado de Andhra Pradesh.

“La India se está moviendo más allá de los combustibles fósiles a un ritmo apenas imaginable hace apenas dos años”, ha dicho Tim Buckley, director del Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA) a The Guardian. “Goyal ha presentado un plan de energía que es comercialmente viable y comercialmente justificado sin subsidios, por lo que tiene grandes corporaciones y empresas eléctricas globales dispuestas a apoyarlo”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro + cuatro =