Investigadores españoles descubren que los campos magnéticos pueden mejorar la eficiencia de los paneles solares

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) han desarrollado un sistema para mejorar la eficiencia de las placas solares utilizando campos magnéticos para tratar de imitar los denominados “procesos de resonancia” que se producen en el transporte de energía en la naturaleza.

La investigación, ha explicado a EFE uno de sus impulsores, Javier Prior, parte de otros trabajos previos relacionados con el proceso de fotosíntesis que realizan las plantas en el que se trató de estudiar por qué estos procesos naturales son tan eficientes en el transporte de la energía.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que determinadas bacterias que absorben la luz solar en la fotosíntesis son capaces de trasladar la energía que se genera con gran facilidad gracias a la generación de “procesos de resonancia”.

Esos procesos consisten en aplicar la energía siempre en un mismo nivel, el más óptimo, “como si empujáramos un columpio siempre en su punto más alto, logrando así un mayor impulso con menos esfuerzo”, ha explicado a modo de ejemplo.

Tras estudiar ese proceso, los investigadores han tratado de transferir esos procesos de resonancia a los plásticos y polímeros que se utilizan en la elaboración de placas solares para captar la luz y convertirla luego en corriente eléctrica, de manera que se pueda facilitar el transporte de la energía captada y, por tanto, aumentar el voltaje, haciendo más eficiente la placa.

“Se trata de intentar manipular los niveles energéticos de la placas para evitar que se produzca el proceso de recombinación del electrón-hueco”, ha detallado, por el cual un electrón, al recibir una carga, deja un hueco y tiende a regresar para volver a ocuparlo.

El objetivo es que ese electrón no vuelva a ocupar su hueco y así facilitar el transporte de la energía, ha insistido.

Para ello, se han empleado campos magnéticos que permiten detectar estados energéticos en los que se mueven esos electrones y que no podían ser detectados, lo que supone la parte más novedosa del estudio a nivel técnico, ha apuntado.

De esa manera, el empleo de campos magnéticos tiene una incidencia positiva en los polímeros que se usan para absorber la luz en las placas solares, haciéndolas más eficientes.

Para el estudio se han utilizado como referencia algunos de los polímeros más habituales en las células solares comerciales, como los denominados P3HT y derivados del C60 como el PCBM.

El trabajo, además de por Prior, ha sido desarrollado por los investigadores de la UPCT Santiago Oviedo y Antonio Urbina con financiación de la Fundación Séneca y el Ministerio de Economía y Competitividad.

La investigación fue premiada recientemente en la prestigiosa conferencia internacional celebrada en Jerusalén “Quantum effects in biological systems 2017” como la mejor presentación en forma de póster.

Además, ha sido publicada en la revista “Scientific Reports”, del reputado grupo Nature.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 + Once =