Irán quiere liderar el mercado mundial de gas natural en un futuro próximo

0
Irán regresa al mercado petrolero tras varios años sancionada por EEUU y la UE.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
File photo of gas flaring from an oil production platform at the Soroush oil fields in the Persian Gulf
Gas fluyendo en una plataforma petrolífera iraní en el Golfo Pérsico.

La explotación y exportación de las ingentes reservas de gas natural que atesora Irán alumbran un futuro brillante para esta industria en el país, que prevé ubicarse entre los líderes mundiales en la exportación de esta energía en cuanto las sanciones que lastran su economía lo permitan.

Con una economía basada en el petróleo desde hace más de cien años, poca atención se le había dado en Irán al otro gran hidrocarburo que posee en abundancia, considerado hasta hace poco como un producto residual y destinado fundamentalmente al consumo doméstico.

Sin embargo, el hallazgo en los años 90 del yacimiento de South Pars, el mayor del mundo con casi el 8 % de las reservas de gas del planeta, compartido entre Irán y Catar, generó un cambio de perspectiva iraní sobre esta fuente de energía, cambio que ahora está llegando a su fase crítica.

Asaluyé, en la costa iraní del Golfo Pérsico, es el ejemplo paradigmático de esta postura, al haber pasado de ser un pequeño pueblo de pescadores de 300 habitantes a ser la “Capital de la Energía” de Irán con más de 50.000 residentes dedicados en cuerpo y alma al desarrollo de la industria del gas.

En una estrecha franja costera entre el Golfo Pérsico y el montañoso interior de la provincia de Bushehr, la denominada Zona Económica Especial para Energía de Pars se extiende hasta más allá de donde alcanza la vista.

Allí, bajo las innumerables fumarolas que arden incesantemente, funcionan trece refinerías de gas y otras once se encuentran en distintas fases de desarrollo, al igual que otros 25 complejos para la industria química asociada al gas, de los cuales diez ya están en marcha.

A escasos kilómetros de allí también se están construyendo otros dos complejos con ocho refinerías y una gran planta para el desarrollo de Gas Natural Licuado (GNL) capaz de producir diez millones de toneladas métricas de este hidrocarburo.

Sobre el Golfo Pérsico, y a unos 100 kilómetros de Asaluyé, cada fase del proyecto está asociada a unos diez pozos de extracción, conectados a tierra con tuberías de acero que ya envían incesantemente el preciado hidrocarburo a tierra.

Las cifras de este proyecto son astronómicas: se calcula que cada planta produce 25 millones de metros cúbicos de gas natural refinado al día, 40.000 barriles de gas condensado y 200 toneladas de azufre, además de un millón de toneladas de gas butano al año.

“Calculamos que cada fase de refinería producirá unos 19 millones de dólares diarios en hidrocarburos y otros materiales petroquímicos”, dijo a Efe Alireza Emadí, el jefe en tierra de las fases 15 y 16 del proyecto, las últimas en ser terminadas y que tan solo aguardan su inauguración oficial.

La construcción y la inauguración de las fases del proyecto se ha acelerado en los últimos meses, tras años de obras y retrasos causados por la aplicación de sanciones económicas sobre Irán que provocaron la huida de los inversores extranjeros y también como muestra del interés oficial en explotar esta riqueza cuanto antes.

En el último año se han inaugurado oficialmente cuatro fases, construidas por empresas e ingenieros iraníes “con tan solo el mínimo” de ayuda exterior, según apuntó Emadí.

El plan iraní prevé duplicar su producción anual y poder dedicar el exceso de gas que no consume localmente a la exportación, cifras que lo convertirán sin duda “en un jugador líder del mercado mundial en un futuro próximo”, según confesó el viceministro de Petróleo iraní, Amir-Hosein Zamaninia.

Particularmente, el país espera inundar el mercado con GNL, energía que puede transportar a los mercados europeos y asiáticos sin la necesidad de construir costosos gasoductos.

Para desarrollar esto, Irán si espera contar de nuevo con inversores extranjeros al tiempo que busca comprar refinerías en otros países para garantizar su compra y dominar así todo el ciclo hasta llegar al consumidor.

Información realizada por Álvaro Mellizo, de la Agencia EFE

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × 1 =