Isolux aborda el desembarco de los bancos en su capital en la segunda mitad de diciembre

0
Sede central de Isolux.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Isolux abordará en la segunda mitad del próximo mes de diciembre el desembarco de la banca acreedora en su capital social, que canjeará el grueso de la deuda por el 90% del accionariado, según informó la compañía, que aprobará este proceso de capitalización en la junta de accionistas convocada para el próximo 14 de diciembre.

Este proceso forma parte del plan de rescate que recientemente ratificó el juez para reestructurar los 2.100 millones de euros de deuda del grupo de construcción e ingeniería y garantizar así su viabilidad futura.

El plan contempla que los bancos capitalicen hasta un total de 1.400 millones de euros de esta deuda, si bien el importe concreto está aún por determinar. El resto se afrontará fundamentalmente con venta de activos.

Esta futura conversión de deuda en fondos propios ha llevado a la compañía a reformular sus cuentas, con el fin de adaptarlas a la nueva estructura de la empresa, a las plusvalías que generará dicho proceso y a una nueva valoración de los activos que tiene a la venta.

Por ello, Isolux no presenta una cuenta de pérdidas y ganancias completa correspondiente al periodo de los nueve primeros meses, sino tan sólo cifras operativas.

Según estas cifras, en este periodo, la compañía que preside Nemesio Fernández-Cuesta generó ingresos por 1.085 millones de euros, un 31% menos que un año antes, de los que un 85% provino del exterior, fundamentalmente (un 32%) de Latinoamérica. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 78 millones, lo que arroja también un descenso del 32%.

Estos datos son consecuencia de las tensiones de liquidez que la compañía afrontó a comienzos de año que llevaron a negociar dicho rescate y a la pérdida de control de la empresa por parte de su expresidente, Luis Delso, y su exvicepresidente, José Gomis, que tenían un 55% en la empresa y que ahora diluirán hasta alrededor del 5%.

No obstante, en su informe operativo de cierre de septiembre, Isolux indica que en el tercer trimestre del año ha podido retomar la construcción de algunos proyectos que tenía paralizados gracias a la liquidez recibida en el marco del plan de rescate.

Asimismo, destaca el programa de venta de activos que tiene actualmente en marcha, y en el que ultima la desinversión de T-Solar, su filial de plantas fotovoltaicas.

20 millones para el ERE

Isolux cifra en 20 millones de euros el coste del expediente de regulación de empleo (ERE) que ha acordado con los sindicatos para un total de 435 trabajadores, el 29% del total, y que prevé cerrar en marzo de 2017.

La compañía informa asimismo que sigue avanzando en la negociación del nuevo plan de pago a proveedores, dado que ya tiene acuerdos con el 38% del total. El plan contempla el pago a tres años y rebajas en el importe de la deuda en caso de liquidar el importe antes de esa fecha.

‘Cash Flow’ negativo

En el plano operativo, Isolux, que a cierre de septiembre presenta un ‘cash flow’ (generación de caja) negativo por importe de 421 millones de euros, revela que no ha podido presentar ofertas por proyectos valorados en 2.000 millones de euros por falta de financiación.

A cierre del pasado mes de septiembre, el grupo tenía ofertas presentadas por proyectos que, en conjunto suman 16.265 millones de euros y analizaba competir por contratos estimados en 22.657 millones. Su cartera de obra ya adjudicada y pendiente de construir se situaba en 5.645 millones, un 14% menos que un año antes.

El plan de negocio que la nueva Isolux pretende implementar para recuperar los beneficios y la rentabilidad pasa por centrarse en su tradicional negocio constructor, fundamentalmente en los mercados internacionales en los que ya está presente.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × 3 =