KPMG: el coste de la energía solar será un 10% más barato que el carbón en 2020

0
El primer ministro Narendra Modi visita una planta fotovoltaica en el estado de Gujarat, India.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
El primer ministro Narendra Modi visita una planta fotovoltaica en India.
El primer ministro indio, Narendra Modi, quiere liderar la Alianza Solar Mundial.

Un nuevo informe de KPMG que evalúa el actual empuje de la energía solar en India ha llegado a la conclusión de que la energía fotovoltaica será un 10% más barata que el carbón en 2020, cuando la penetración de la energía solar haya llegado al 5,7% de la matriz energética de la India para esa fecha.

El informe, titulado El sol naciente. Cambios en el horizonte fue encargado por el ministro de Energía de la India, Piyush Goyal, en la víspera del anuncio del primer ministro Narendra Modi de que la India buscará encabezar la Alianza Solar Mundial de los países ricos en sol.

Según el informe de KPMG, los costes de la energía solar han alcanzado un nuevo mínimo de 5 rupias kWh (0.08 $ kWh) en las últimas rondas de las subastas solares de la NTPC, por lo que la India tendrá unos costes nivelados de la electricidad (LCOE) por debajo de los costes del carbón dentro de cinco años. Para 2025, el informe pronostica su confianza en que la energía solar “gane terreno de manera significativa” y se convierta en una importante fuente de energía en el país.

El informe calcula que la energía solar va a costar un promedio de 4,20 rupias kWh (0.06 $ kWh) en 2020, y podría bajar hasta 3,59 rupias kWh (0.05 $ kWh) para el año 2025, llegando a suponer alrededor del 12,5% del mix de generación de electricidad de la India por esa fecha que, que sumado a la producción eólica, podría lograr que la red eléctrica India fuera en un 20% de origen renovable.

La mayor parte de esta evolución se jugará a través de instalaciones a gran escala, según el informe de KPMG, que añade que la interrupción puede llegar a través del sector de la fotovoltaica residencial si se logra una tecnología de almacenamiento asequible y ampliamente implantada y se apoya con políticas solares progresistas. Goyal ha presentado recientemente una propuesta política en esta materia que los analistas de Bridge to India han puesto en duda si no se toman ciertas acciones.

A pesar de estas preocupaciones, KPMG pronostica que la fotovoltaica residencial y comercial en la India, junto con el almacenamiento, superará la paridad de red después de 2022, llegando a 10 GW de capacidad instalada en 2020 y hasta 49 GW en 2025.

Desplazamiento del carbón

El informe sugiere que el sector del carbón responderá inicialmente a la amenaza que representa una solar fotovoltaica más barata tratando de bajar sus costes de producción y distribución, pero en última instancia, la preferencia por la energía solar va a provocar que unos 275 millones de toneladas de emisiones de CO2 se vean desplazadas en 2025, permitiendo que la India logre alcanzar su objetivo de contribución en la lucha contra el cambio climático que se perfilará en la próxima cumbre de París que comenzará a finales de este mes.

Estos objetivos obligarán a la India a bajar sus niveles de emisión entre un 33% y un 35% sobre los niveles de 2005. El papel de la energía solar en la primera fase de esta transición contribuirá un 4%, según el informe de KPMG. La influencia solar en el panorama energético de la India se sentirá con mayor intensidad a partir de 2017 en adelante, dice el informe, con una caída de la producción de carbón de hasta un 15% para 2020.

Para que la transición eche raíces, el informe sugiere que la India necesita comenzar a planificar un nuevo modelo, que incluiría un escenario de alta energía renovable, es decir, el desarrollo de almacenamiento, las redes inteligentes y el fortalecimiento de la infraestructura de planificación para incentivar las inversiones para la integración en la red de la energía solar y la eólica.

“El gobierno debería pensar en la promoción de las tecnologías de almacenamiento de la misma manera que lo hizo para el fomento del uso de la energía solar a través de la Misión Solar Nacional en 2009″, señala el informe. “Una de las ventajas que la India tiene es que se espera que la nueva infraestructura eléctrica que se construirá en los próximos 15 años supere en más del doble a la actual”.

Con esta nueva infraestructura, KPMG calcula que la energía solar fotovoltaica en la India podría alcanzar los 166 GW en 2025. Por lo tanto, la India es en gran medida única, ya que tiene la oportunidad de emplear la energía solar a gran escala y alcanzar a EEUU y China en 2030 a pesar de partir de una base muy inferior en potencia instalada en 2015.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro + Ocho =