La agencia Fitch rebaja de estable a negativa la perspectiva de Gas Natural Fenosa

0
Sede social de Gas Natural Fenosa en Barcelona.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Fitch ha revisado la perspectiva de las calificaciones crediticias de Gas Natural a ‘negativa’, desde ‘estable’, manteniendo el rating a largo plazo en ‘BBB+’. En un comunicado, la agencia de calificación señala que la perspectiva ‘negativa’ refleja su expectativa de que el apalancamiento del grupo energético estará por encima de sus previsiones para 2016 y 2017, así como su previsión de un flujo de caja libre previsto inferior en esos dos años.

Asimismo, afirma que la confirmación del rating de Gas Natural refleja el fuerte perfil de negocio integrado del grupo, tanto en gas y electricidad, con una parte importante de su Ebitda, aproximadamente el 60%, procedente de negocios regulados.

Fitch, que prevé que la combinación de negocios del grupo podría mejorar gradualmente en 2020, considera que la perspectiva del rating de Gas Natural podría volver a ‘estable’ si el ratio de apalancamiento neto respecto a los fondos de operaciones regresa a un nivel de cuatro veces, algo que podría ocurrir en 2018 según el plan estratégico del grupo.

Moody’s la mantiene estable

La pasada semana, Moody’s ratificó las calificaciones crediticias del grupo energético, tanto a largo plazo ‘Baa2’ como a corto plazo ‘P-2’, con perspectiva ‘estable’.

La agencia de calificación consideró que el rating actual reflejaba la situación macroeconómica y regulatoria actual española, así como el entorno internacional de los mercados de suministro de gas en los que opera la compañía.

Asimismo, Moody’s destacó la diversificación geográfica y de líneas de negocios del grupo energético, lo que reduce la volatilidad de sus ingresos: “el 50% de su Ebitda derivó en 2015 de sus actividades internacionales y el 66% de negocios regulados o contratados”.

El pasado miércoles, Gas Natural Fenosa presentó sus resultados del primer semestre del año, en el que obtuvo un beneficio neto de 645 millones de euros, lo que representa un descenso del 14,1% frente al mismo periodo del ejercicio anterior.

El grupo energético indicó que en términos homogéneos, es decir, sin el efecto de la depreciación de las divisas y de los impactos positivos no recurrentes del primer semestre de 2015, la caída del beneficio sería del 6,5%.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

8 + Once =