La basura cubre el 53% de la energía consumida por Cemex

1
Planta de Buñol de Cemex. FOTO: Cemex.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Planta de Buñol de Cemex. FOTO: Cemex.
Planta de Buñol de Cemex. FOTO: Cemex.

Casi el 53 % de la energía que consumen las fábricas de la multinacional cementera Cemex en España procedió en 2013 de la quema de residuos, previamente tratados, un porcentaje aún lejano del 80 % que alcanza en Alemania.

Con ello se logra un importante ahorro de combustibles fósiles, ha explicado la gerente de sostenibilidad de la compañía, Ruth Millán durante su intervención en el curso de verano de la Universidad Complutense “Conservación del Medio Ambiente”, patrocinado por el Colegio de Biólogos de la Comunidad de Madrid.

La mayor parte de esta basura está compuesta de residuos sólidos urbanos, con un 61 %; seguido de la biomasa (residuos forestales); con un 22 %; harinas cárnicas (8%) ; neumáticos no reutilizables (6 %) y un 4 % de disolventes, entre otros.

Tratamiento específico

Esta fuente de energía no se introduce directamente en los hornos de las cementeras (que alcanzan los 1.500 grados) sino que reciben un tratamiento específico, lo que ha requerido fuertes inversiones, ha añadido Millán, que ha subrayado la inocuidad para la salud de esta valorización energética.

Además del ahorro en energías no renovables y afrontar el progresivo alza de los combustibles fósiles, ha resaltado, se contribuye a frenar el problema de los vertederos, donde va a parar en España la mitad de la basura generada (cada español produce 700 kilos anuales de basura, según datos oficiales). Y en países como Alemania y Holanda, los vertederos “prácticamente han desaparecido”.

En 2011, el 20, 3 % de la energía consumida por las instalaciones de la cementera procedía de estos combustibles alternativos; en 2012 llegó al 48,9 % y en 2013 al 52,9 %. La intención es continuar elevando el porcentaje.

Cemex, líder en enerfuel

En España, Cemex es “líder” en la tasa de sustitución de estos combustibles, también denominados “enerfuel”. Según Millán, su quema no cambia las emisiones que salen por las chimeneas de las instalaciones y ha reconocido que al comienzo de utilizar este procedimiento hubo resistencias desde distintos ámbitos (en su opinión por desconocimiento).

La mayoría de las plantas de la primera cementera del país están conectadas online a las administraciones para informar de sus emisiones y cuando no es así tiene obligación de enviar un informe periódico con los datos.

En los últimos cinco años, la multinacional ha invertido en España 53 millones de euros en actuaciones de protección del medio ambiente. Actualmente se está trabajando en sistemas de captura de CO2, ha concluido.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

quince − 2 =