La biomasa andaluza se lanza a por los nuevos megavatios del concurso del Gobierno

0
Planta de biomasa. FOTO: Agencia Andaluza de la Energía
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Planta de biomasa. FOTO: Agencia Andaluza de la Energía
Planta de biomasa. FOTO: Agencia Andaluza de la Energía

Las empresas andaluzas dedicadas al sector de la biomasa, que representan al 80% de la actividad del sector en la región,  han acordado, en una reunión promovida por la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (APREAN), plantear una estrategia de acción común para el impulso de esta fuente energética dentro de la planificación nacional que prepara el Gobierno.

El encuentro de las compañías de biomasa andaluzas, celebrado en la Confederación de Empresarios de Málaga, se produce tras el anuncio por parte del Gobierno central de establecer una convocatoria, que pondría fin a la moratoria existente desde enero de 2012, para el otorgamiento de un régimen retributivo específico a nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de biomasa.

De acuerdo a los borradores de real decreto y orden ministerial remitidos por el Ministerio de Industria a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Gobierno permitirá la instalación de 200 megavatios de biomasa en todo el territorio nacional, sin especificación aún de reparto por comunidades, por lo que las empresas de biomasa que representa APREAN han acordado unir fuerzas para lograr que Andalucía  reciba la máxima adjudicación posible en desarrollos de biomasa, toda vez que la región cuenta con un volumen de recursos naturales y dimensión geográfica que la hacen favorable para ello.

En la reunión, con participación de empresas dedicadas a la producción y gestión del recurso, a la fabricación de equipos para usos térmicos, a la ingeniería y la instalación y a la generación de energía eléctrica con biomasa, APREAN ha defendido la necesidad de impulsar notablemente el sector renovable de la biomasa por lo que supone de fuente autóctona y sostenible con el medio ambiente, a la vez que por su aportación a la dinamización  socioeconómica de las poblaciones rurales.

Igualmente, han acordado proponer la unificación de parámetros de calidad en los biocombustibles que se ofrecen en el mercado para su utilización como biomasa para usos térmicos, de manera que quede garantizado mediante norma de calidad su correcto uso en equipos e instalaciones.

También se han abordado otras cuestiones como la regulación ambiental que pueda afectar a las emisiones de las calderas de biomasa en los sectores residencial y de servicios, y la necesidad de trasladar a la Administración regional la creciente demanda de madera de origen forestal tanto por parte de productores como de generadores de energía eléctrica.

Según los últimos datos oficiales aportados por la Administración andaluza, Andalucía cuenta con una potencia total de 257, 48 megavatios (excluido biogás), distribuidos en 18 plantas (localizadas principalmente en Huelva, Córdoba y Jaén), con capacidad para abastecer el equivalente al consumo eléctrico de 387.000 hogares.

La biomasa andaluza representa el 56 por ciento del total nacional de esta fuente de energía, que alcanza los 458 megavatios instalados en el conjunto de España.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

19 − 15 =