Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La eléctrica británica Drax ha anunciado su intención de construir un proyecto de almacenamiento de 200 MW en la central eléctrica de Drax en North Yorkshire, una de las centrales de carbón más grandes de Europa y el mayor emisor de CO2 del Reino Unido.

Si el proyecto es aprobado y se pone en servicio, la instalación de almacenamiento sería la más grande del mundo, empequeñeciendo el proyecto de batería de ion-litio de 129 MW que actualmente está siendo construido en Australia por Tesla y Neoen.

Drax anunció por primera vez sus planes de convertir su planta de carbón -la más grande del Reino Unido y una de las más grandes de Europa- a principios de este año y ya ha cambiado tres de las seis unidades de carbón a biomasa.

Las nuevas propuestas harían que la capacidad restante de carbón quedara inactiva y se reemplazara con 3,6 GW de nueva capacidad de generación de gas y la instalación de almacenamiento en baterías de 200 MW. Drax dijo que la propuesta está “sujeta a una a la aprobación de la inversión y tendría que estar respaldada por un contrato de mercado de capacidad de 15 años”.

La actualización mejoraría significativamente la capacidad energética flexible y sensible de Drax, colocando el condado inglés de Yorkshire en la vanguardia del sector de almacenamiento de energía global en el proceso.

“Estamos en el inicio del proceso de planificación, pero si se desarrollan, estas opciones de almacenamiento de gas y baterías muestran cómo Drax podría actualizar nuestra infraestructura existente para proporcionar capacidad, estabilidad y servicios de red esenciales, como lo hacemos con la biomasa”, dijo el CEO de Drax Power, Andy Koss.

“Esto seguiría manteniendo los costes bajos para los consumidores y ayudaría a cumplir el compromiso del gobierno de eliminar el carbón de la red del Reino Unido”.

El gobierno británico ha anunciado que quiere eliminar gradualmente el carbón del mix energético británico para el año 2025. La producción actual de carbón es casi nula, con la energía solar superando la producción de carbón en el primer semestre de 2017.

El proceso de planificación de la ambiciosa propuesta de Drax podría durar hasta dos años, dada la magnitud y complejidad de la tarea, pero la intención de uno de los principales generadores de carbón del país de añadir tanta capacidad de almacenamiento es bienvenida.

El anuncio se produce justo un día después de que el desarrollador de energía renovable Anesco anunciara que se había concedido la aprobación para reclamar ROCs para el elemento de almacenamiento de tres de sus grandes proyectos de almacenamiento solar, una decisión del regulador de energía Ofgem que podría abrir las compuertas a cantidades masivas de captación de almacenamiento en baterías en las plantas solares de todo el país.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × dos =