La central nuclear de Trillo cerró 2016 como el cuarto año con más producción

0
Central nuclear de Trillo. FOTO: Endesa
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La central nuclear de Trillo (Guadalajara) ha cerrado 2016 como el cuarto año con mayor producción de energía eléctrica de su historia, con 8.553 gigawatios hora y, además, durante todo 2016 no ha habido ninguna notificación de sucesos al Consejo de Seguridad Nuclear.

El director de la central, Aquilino Rodríguez, ha realizado en rueda de prensa un balance de la actividad de la planta durante 2016 y ha destacado que la central, que arrancó en 1988, “ha funcionado como en sus mejores tiempos”, como a su modo de ver revelan los datos de producción por semestres y el total acumulado anual.

Así, ha indicado que desde que se produjo la recarga de combustible, que finalizó en junio, hasta diciembre, la planta ha funcionado “al 100%”, con una producción bruta de 4.685 megawatios hora en el segundo semestre, al tiempo que ha explicado que durante los fines de semana de febrero de 2016 se produjo una reducción de potencia, del 100 al 65 por ciento “a petición del organismo de las empresas eléctricas que colocan la energía en el mercado mayorista”.

Asimismo, Rodríguez ha informado de que, desde 1988, la central de Trillo ha producido 230.494 millones de kilowatios hora como energía eléctrica bruta y que el máximo histórico anual de la planta se alcanzó en el año 2000, cuando se produjeron 8.733 gigawatios/hora.

También ha adelantado que la recarga de 2017 se producirá del 5 de mayo hasta el 4 de junio y se tratará de una parada “normal, estándar”, si bien ha señalado que la de 2018 sí será “especial”, ya que coincide con una parada que se debe realizar cada diez años.

En la recarga de 2017 trabajarán, como es habitual, 40 empresas especializadas en trabajos de recargas en general y de Trillo en particular, y dará trabajo a mil personas adicionales a la plantilla de la central, que consta de 333 trabajadores.

En esta recarga, las actividades principales serán la sustitución de 40 elementos combustibles, inspección de sellos en la bomba principal del circuito primario, inspección por ultrasonidos en las carcasas de las bombas principales del circuito primario, prueba de presión del recinto de contención del edificio del reactor -que se realiza cada cuatro años-, prueba de capacidad en baterías de corriente continua y revisión eléctrica y mecánica.

Asimismo, también se va a realizar la última medida post-Fuckushima, consistente en la instalación del sistema de venteo filtrado de la contención.

Por otro lado, Rodríguez ha citado otras dos medidas que se ejecutarán en la parada de recarga y que tienen como objetivo la actualización tecnológica de la central, “que no responde a una imposición ni a medidas post-Fuckushima, sino al compromiso de seguir teniendo una central moderna, actualizada”.

En concreto, estas dos medidas son la modernización de las sondas de nivel de la vasija del reactor y la renovación de los rectificadores de salvaguardia del tren cuatro.

En cuanto a las dosis de radiactividad recibida por cada trabajador de la planta, Rodríguez ha indicado que se ha situado en 280 milisievert, mientras que un ciudadano del entorno ha tenido una exposición de 2,61 milisievert, por debajo del límite legal de dosis al público, fijado en 1.000 milisievert.

Asimismo, ha destacado que la central nuclear no ha emitido ninguna notificación al CSN en 2016 y que la última que se remitió fue en mayo de 2015.

Por otro lado, ha especificado que la central nuclear ha tenido en 2016 un total de 14 hallazgos, con lo que se convierte en la planta que menos ha tenido en todo el año en el país.

Rodríguez ha desgranado, asimismo, las visitas recibidas en la planta de Trillo en el último año, cuando se han alcanzado las 5.043 personas, por lo que desde que se abrió el centro de información de la central, en 1981, hasta la actualidad, un total de 354.000 personas han visitado la planta de Trillo.

En el segundo semestre, las visitas han llegado sobre todo de la zona de influencia de la central nuclear, en un 39 por ciento; de la Comunidad de Madrid, en un 37,4 por ciento, y del resto de la provincia de Guadalajara, en un 14,2 por ciento.

Por colectivos, las asociaciones culturales y de jubilados; la enseñanza y las empresas y organismos energéticos han aportado tres cuartas partes de los visitantes.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 × cuatro =