Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

En los últimos días California ha visto cómo cuatro grandes sistemas de almacenamiento se han conectado a la red. En total 77,5 MW, protagonizados por Greensmith, Tesla y AES. Esta última reclama para sí el título del mayor sistema de almacenamiento del mundo de baterías de ion-litio por su sistema de 30 MW en Escondido, en el Sur de California. Los sistemas se han desarrollado para corregir los problemas de Southern California Edison en Aliso Canyon, y todos se han realizado en un tiempo récord.

Las tres compañías han celebrado esta semana la finalización de sus proyectos de almacenamiento a gran escala con baterías de ion-litio, que se han conectado a la red para hacer frente a la escasez de energía generada tras la fuga de gas de Aliso Canyon, justo seis meses después de que los reguladores emitieran la oferta de almacenamiento de emergencia.

Tesla ha inaugurado oficialmente un sistema de almacenamiento de 20 MW / 80 MWh en el sur de California, compuesto de 396 sistemas de baterías Powerpack y 24 inversores. Se trata de uno de los mayores sistemas de almacenamiento conectados a la red hasta la fecha.

Los sistemas Tesla Powerpack se basan en la tecnología de baterías de iones de litio de Panasonic, los cuales son producidos en colaboración con Tesla. Debido a un sistema modular, el proyecto de la batería está conectado a dos circuitos diferentes en la subestación de Mira Loma de la eléctrica Southern California Edison (SCE).

Este uno de los tres sistemas de almacenamiento que SCE ha contratado como consecuencia de la fuga de gas de Aliso Canyon. La fuga, de meses de duración, durante el invierno de 2015-2016 supuso la pérdida de 97.000 toneladas métricas de metano y diezmó las instalaciones de almacenamiento de gas natural de SCE en Aliso Canyon.

La situación creada impedía a SCE suministrarse de gas natural durante los períodos de máxima demanda, con el consiguiente riesgo de seguridad y fiabilidad en el suministro eléctrico. En mayo del año pasado el regulador de California ordenó a SCE adquirir rápidamente capacidad de almacenamiento de energía a gran escala.

Tesla ganó el proyecto de Mira Loma en septiembre y SCE informa de que el sistema de 80 MWh de Tesla se ha realizado en tan solo 88 días. Ni SCE ni tampoco el fabricante de vehículos y la baterías eléctricas han contado cuándo se encargó exactamente el proyecto, pero Greensmith ha afirmado que ellos han conectado a la red el primero de los tres proyectos encargados.

El proyecto de AES en Escondido es un 50% más grande en capacidad que el sistema desarrollado por Tesla en la subestación de Mira Loma del Sur de California, pero no ha recibido la cobertura infomativa que el de Tesla. Pero este no es el único sistema de baterías que AES ha encargado, ya que la compañía puso en línea una matriz de 7,5 MW en El Cajon. Ambos sistemas se basan en el sistema Advancion AES ‘, que se puede trabajar con múltiples tecnologías de baterías.

En conjunto, en estos días se han inaugurado 77,5 MW de almacenamiento en el sur de California. Esto equivale a casi el 30% de la totalidad de la capacidad de almacenamiento de energía, que GTM Research estimó que se había desplegado en Estados Unidos en 2016.

San Diego Gas & Electric Company (SDG & E) es propietaria de los proyectos de Escondido y El Cajon, que AES dice que permitirán no sólo la integración de más energía renovable, sino una red más inteligente y más fiable. Los problemas de fiabilidad han sido altos en California después de la fuga de gas de Aliso Canyon, que afectó el suministro de combustible de la eléctrica Southern California Edison para las plantas utilizadas para satisfacer la demanda pico.

Como tales, estos arreglos serán una demostración a gran escala de la capacidad de las baterías de almacenamiento para reemplazar las plantas de gas natural para satisfacer la lo picos de demanda eléctrica.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

8 − 4 =