La Comisión Europea muestra el camino a las energéticas españolas: eficiencia, renovables y mercado único

0
Antonio Brufau, Salvador Gabarró, José Luis López de Silanes y otros empresarios durante la inauguración del III Simposium Funseam. FOTO: Jordi Elíes.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

Antonio Brufau, Salvador Gabarró, José Luis López de Silanes y otros empresarios durante la inauguración del III Simposium Funseam. FOTO: Jordi Elíes.
Antonio Brufau, Salvador Gabarró, José Luis López de Silanes y otros empresarios durante la inauguración del III Simposium Funseam. FOTO: Jordi Elíes.

El sector energético español se ha reunido este lunes en Barcelona para tratar de arrojar algo más de luz a los duros retos de futuro del mercado. La Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (Funseam) ha organizado el III Simposium Empresarial Internacional y que se inició este lunes con la presencia del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que fue el encargado de inaugurar las jornadas. 

Soria ha destacado la importancia vital de la “sostenibilidad económica y financiera del sistema energético”, como una pieza importante para conseguir mayor “sostenibilidad, la atracción de inversiones y la generación de puestos de trabajo”.

En este sentido, la preocupación del Gobierno se ha reflejado, según ha manifestado José Manuel Soria, en las medidas de reforma acometidas sobre el sector. Por otro lado, las políticas para la sostenibilidad energética y ambiental también son motivo de inquietud, según ha dicho el ministro. En este sentido, el Ministerio ha desarrollado el Plan Nacional para la Eficiencia Energética 2014-2020, que contempla una serie de iniciativas para la reducción de un 20% del consumo energético.

Un objetivo, que según el ministro ya está alcanzado, por eso ha criticado a Bruselas que imponga a España más deberes de aquí a 2020. 

 

Un mensaje que ha escuchado atentamente el director general adjunto de Energía de la Comisión Europea, Christopher Jones, que fue una de las estrellas invitadas al evento. Jones trasladó a los presentes (el ministro Soria ya se había ido tras atender a la prensa) los principales pilares de la política energética europea. Los objetivos para 2020 y 2030 se quieren cumplir a toda costa. 

Por ello, el funcionario europeo ha reconocido “que aún queda un largo trecho para conseguir los objetivos de sostenibilidad energética, y ha apuntado que continuar por la senda de la eficiencia energética, una mayor aportación de renovables y seguir trabajando en la construcción del mercado interior de la energía son “los únicos caminos a seguir”. 

Allí estaban presentes la flor y nata del empresariado energético español. Antonio Brufau, presidente de Repsol, Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa, Antonio Llardén, presidente de Enagás y Funseam, José Luis López de Silanes, presidente de CLH, Rosa García, presidenta de Siemens España, Pedro Miró, CEO de Cepsa y presidente del Club Español de la Energía, Joao Manso, CEO de EDP Renovables, Rafael Mateo, CEO de Acciona Energía, entre otros muchos directivos y expertos del sector. 

Renovables sí, pero no todas

El mensaje de Jones caló, pero no del todo. Mientras las interconexiones energéticas y la creación de un mercado único energético en Europa es una de las claves para la mejora de la competitividad, en lo que todos están de acuerdo, en el caso de apostar por las renovables, hubo mensajes de todo tipo. De los positivos, como el de Rafael Mateo, con una clara apuesta por la energía eólica, que junto a la fotovoltaica son las únicas energías renovables que a día de hoy pueden codearse en costes con otras tecnologías. 

De la misma opinión es el CEO de EDP Renovables. Manso abogó por una mayor implantación de renovables en Europa siempre y cuando sean sostenibles económicamente. 

 

La doctora Maite Costa, el ministro Soria y Antonio Llardén. FOTO: Jordi Elíes.
La doctora Maite Costa, el ministro Soria y Antonio Llardén. FOTO: Jordi Elíes.

Pero hay otras voces como la del presidente de Repsol que dejó claro que lo primero es la sostenibilidad económica y que el fin no justifica los medios. Brufau, ha avisado de los perjuicios que implica “imponer por mandato legal” porcentajes de producción energética de tecnologías alternativas que aún están en fase de desarrollo o que todavía no son suficientemente competitivas.

Brufau ha hecho esta reflexión dirigida a las administraciones públicas, aunque ya no estuviera presente el ministro Soria.

El presidente de petrolera española ha alertado, en la misma línea, de que comprometer “cuotas de emisión de gases de efecto invernadero sin disponer de tecnologías competitivas y económicamente viables no es el mejor camino para impulsar la innovación en sostenibilidad”.

Por ello, Brufau ha defendido alcanzar “un equilibrio” entre la introducción de estas fuentes alternativas “y la fuerza del mercado para garantizar su incorporación racional al pool”, de forma que los costes energéticos permitan mantener la competitividad de la economía.

“El gran reto para los Estados es conseguir alcanzar un marco legal basado en criterios racionales, y ajeno a sentimientos de grupo, que promueva, al mismo tiempo, la innovación y un suministro energético sostenible que permita el mantenimiento de la competitividad y, por tanto, el crecimiento económico”, ha remarcado.

Retos de futuro

Por su parte, el presidente del Club de la Energía y CEO de Cepsa, Pedro Miró, ha planteado cuáles son los principales retos del sector energético destacando la caída de los precios del petróleo, el papel de EE.UU en la explotación del shale gas, el acuerdo entre China y EE.UU para la reducción de emisiones y la dificultad que supone el conflicto entre Rusia y Ucrania para la seguridad de suministro.

Miró también ha destacado la importancia de poder conseguir unos precios competitivos y el desarrollo de recursos energéticos propios, dentro del ámbito de la UE. A nivel español, Pedro Miró ha instado a trabajar  en cuatro puntos fundamentales para continuar avanzando en la mejora energética. Para el presidente del Club de la Energía es necesario progresar en el refuerzo de las interconexiones; el desarrollo de una política energética propia con objetivos a medio y largo plazo; el refuerzo en el proceso de liberalización del mercado y la protección al consumidor y, por último, el avance en la divulgación de los progresos y medidas del sector.

La intervención de la presidenta de Siemens España, Rosa García, ha anticipado las relaciones entre energía y nuevas tecnologías, haciendo hincapié en el papel de la autorregulación para conseguir la sostenibilidad. Rosa García ha destacado que los retos que tiene que afrontar el sector energético se basan en el exceso de capacidad, los precios de la energía, el cambio climático y la respuesta ciudadana, y que sólo encontrarán solución con la incorporación de nuevos desarrollos tecnológicos.

La clausura de las jornadas ha estado a cargo del presidente de la Comisión Reguladora de energía de México, Francisco Salazar, que ha destacado que la reforma energética mexicana  ofrece una “importante oportunidad de negocio a las empresas extranjeras y de forma destacada a las empresas españolas”. México es uno de los diez mayores productores de hidrocarburos del mundo, y la privatización del sector va a movilizar miles de millones de euros, no solo por la concesión de explotaciones a capital privado, sino por las nuevas inversiones en redes de transporte y distribución.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

18 − quince =