Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Cuando parecía que se había puesto un bonito broche para el final de la crisis de GES (Global Energy Services) al ser comprada por el Grupo Industrial Cristian Lay, el ‘cabreo’ monumental de los sindicatos indica todo lo contrario.

CCOO, UGT y CIG esperaban que en la primera reunión se despejasen cuestiones como la de conocer la situación actual y los objetivos de los compradores, el impacto sobre los trabajadores de GES, o en qué punto está la sustitución de GES en los parques relacionados con Gamesa, entre otras. Pero nada de eso ha ocurrido.

Según fuentes sindicales, ha sido imposible conocer estos detalles sobre todo porque “no se ha personado el inversor” en las negociaciones y porque no fueron convocadas “las empresas que han estado negociando el traspaso de trabajadores de GES en parques mantenidos por Gamesa al desconocerse las intenciones definitivas del inversor en este campo”.

Sin embargo, pese a que Cristian Lay no ha podido informar a los sindicatos de cuáles son sus intenciones, los directivos de GES que han acudido a la reunión les han advertido de que el compromiso de compra “está condicionado a que se den una serie de pasos con éxito”, de no ser así no se llevará a cabo. En el aire quedan los detalles de ‘esos pasos‘.

Lo único seguro es que GES entrará en concurso de acreedores y será en este marco “donde se negociaran los EREs y el acuerdo definitivo que deberá ser avalado por el juzgado competente”.

La situación es de total incertidumbre. Al desconocer los planes de Cristian Lay, los sindicatos consideran que así “no se permite avanzar en las negociaciones” y dan de plazo hasta este miércoles 16 para una respuesta. En el caso de que no la haya “se presentará una convocatoria de huelga de ámbito estatal”.

Según explican las mismas fuentes, “no se puede jugar con la angustia y la desesperanza de las familias”, más aún porque GES negociará ese ERE y ese ERTE dentro de un proceso concursal, lo que supone cambios significativos a lo que se previó semanas atrás.

“No entendemos nada, nadie nos informa” señalan en el Comité de empresa de Aragón, Soria y La Rioja, “se dice que Cristian Lay quiere conservar parte del servicio de mantenimiento eólico pero todos los cambios se van a hacer tras dictarse el concurso de acreedores, lo que conlleva a paralizar cualquier operación por orden judicial”. Mientras tanto, concluye “mañana comenzamos en Aragón y Tarragona la ronda de entrevistas con la empresa que va a sustituir a GES en el mantenimiento eólico de este área”.

La madeja de GES vuelve a enredarse cuando parecía que por fin se había desenredado.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 × 1 =