La descarbonización puede ser la “gran oportunidad” para la I+D+i en España

0
Jornadas de cambio climático en el Ministerio de Agricultura.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La descarbonización de los diferentes sectores de la economía que va a promover la Ley de Cambio Climático puede ser “la gran oportunidad” para impulsar la I+D+i y el crecimiento en España, ya que será necesario movilizar grandes inversiones para hacer posible un nuevo modelo de desarrollo.

En esa idea han coincido los expertos en economía y energía que han participado este mediodía en la última sesión de trabajo de las jornadas “España, juntos por el Clima”, con las que el Gobierno ha recabado aportaciones para la elaboración de una ley que marque los pasos a seguir para que España cumpla los compromisos asumidos al ratificar el Acuerdo de París.

Este pacto internacional aspira a que la economía mundial esté descarbonizada a mediados de siglo para mantener el aumento de temperatura del planeta por debajo de los dos grados, lo que implicará que los países no podrán emitir en 2050 mucho más CO2 del que los ecosistemas son capaces de absorber por sus mecanismos naturales.

Decenas de expertos han expresa que este proceso es una oportunidad para España, y que la nueva ley debe ser un marco “para movilizar inversiones hacia un modelo bajo en carbono que impulse el crecimiento económico”, ha subrayado Xavier Labandeira, catedrático de Economía de la Universidad de Vigo.

Labandeira ha subrayado que debe promover la innovación y movilizar la inversión que va a requerir esta transición, sirviéndose para ello de los impuestos y precios necesarios para el cambio de modelo que se quiere alcanzar.

“La ley debe ir acompaña de una reforma fiscal que permita utilizar parte de la recaudación al fomento de la eficiencia energética, de las renovables y de todo aquello que necesitamos para alcanzar la neutralidad de emisiones”, ha señalado.

Actualmente “el marco regulatorio español está diseñado para un sistema económico basado en los combustibles fósiles, por lo que hay repensarlo y renovarlo por completo”, ha incidido David Robinson, científico del Oxford Institute for Energy Studies y uno de los autores intelectuales de la transición energética en el Reino Unido.

Robinson ha apelado a los directivos de las empresas presentes a que “vean la descarbonización como una oportunidad y no como un deber” y ha dado las claves de lo que, a su juicio, debe ser una buena Ley de Cambio Climático.

Ha insistido en que debe contar con un apoyo político amplio para que sea una ley estable y a largo plazo; en que debe contener un objetivo a 2050 y mecanismos para evaluar que las medidas que se toman están en consonancia con esa meta; o en que tiene que haber un comité de cambio climático que asesore al Gobierno y reporte al Parlamento los avances que se hacen.

Robinson ha destacado que la nueva regulación tiene que contar con un amplio respaldo social “porque si se va a promover un cambio de fiscalidad los ciudadanos han de ver cuál es el beneficio del mismo”.

La ley debe incorporar también mecanismos de flexibilidad “para ir aprovechando las oportunidades que surjan, en tanto que no sabemos qué tecnologías van a estar disponibles”, y “aplicar el principio de quien contamina paga a la totalidad de los sectores económicos sin excluir ninguno”.

En la misma línea, Tomás Gómez San Román, profesor de ingeniería eléctrica de la Universidad Pontificia Comillas, ha dicho que esta ley será “insostenible” si no se asegura el consenso empresarial y social, y respecto a esto último ha incidido en que debe centrarse “en los consumidores como protagonistas del cambio de modelo”.

Gómez San Román ha subrayado que la transición hacia un modelo bajo en carbono implica toda una “reconversion industrial” y que España saldrá beneficiada si sabe aprovechar la oportunidad.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × 5 =