La Eurocámara pide endurecer los controles de vehículos para evitar escándalos como el ‘caso Volkswagen’

0
Un técnico mide un motor de Volkswagen. FOTO: EFE.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Parlamento Europeo ha aprobado su lista de recomendaciones para evitar que se repitan los engaños en la medición de emisiones contaminantes de vehículos, como ocurrió en el ‘caso Volkswagen‘, entre las que proponen sustituir los test de laboratorio por pruebas en condiciones reales de conducción.

La comisión de investigación creada a raíz del escándalo de Volkswagen de manipulación de emisiones concluyó en febrero que la Comisión Europea y los Estados miembros conocían desde hace “más de una década” las diferencias de las mediciones emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de vehículos diésel en las pruebas de laboratorio y en situaciones de conducción real y no tomaron medidas para asegurar la calidad del aire y la salud pública.

No obstante, el pleno de la Eurocámara ha rechazado la creación de una agencia independiente europea encargada de detectar posibles irregularidades de los fabricantes de automóviles, como recomendaba el informe elaborado por la comisión de investigación.

Las recomendaciones aprobadas finalmente por los eurodiputados sí que reclaman aprobar con rapidez nuevas reglas europeas para realizar pruebas a vehículos en un “amplio abanico” de condiciones reales de conducción, que incluyan situaciones diversas y variaciones impredecibles para detectar la existencia de dispositivos ilegales de manipulación.

Del mismo modo, la Eurocámara ha añadido que deben aprobarse “lo más rápido posible” las nuevas normas para la homologación de vehículos en el bloque comunitario, para introducir una supervisión comunitaria del sistema con “responsabilidades claramente definidas”.

Compensaciones para los compradores afectados

Además, el pleno del Parlamento Europeo ha apostado por que los compradores de vehículos afectados por el escándalo deberían ser compensados por los fabricantes. También han defendido que Bruselas debería proponer normas para permitir las demandas colectivas ante la justicia.

La eurodiputada del PP Pilar Ayuso ha asegurado tras los votos que “la legislación europea debe ofrecer una mayor protección y reparación al consumidor” en respuesta a casos como el de Volkswagen, por que “la protección del consumidor es imprescindible en el mercado interior de la UE”.

El eurodiputado socialdemócrata Seb Dance, por su parte, ha defendido que las irregularidades y la “negligencia” tanto de los países como de la Comisión hicieron posible el escándalo y ha indicado que la Eurocámara ha mandado una “clara señal” del lado de los consumidores con la aprobación de las recomendaciones.

A su vez, el eurodiputado de la Alianza de Liberales y Demócratas (ALDE), Gerben-Jan Gerbrandy, que era uno de los responsables del informe de recomendaciones ha subrayado que la aprobación del mismo es “un paso positivo” para evitar que surja de nuevo un escándalo parecido al ‘caso Volkswagen’.

El grupo de Los Verdes, en cambio, ha criticado que las recomendaciones son insuficientes y ha criticado que la Eurocámara no haya apoyado finalmente la creación de una agencia independiente para detectar las irregularidades que puedan cometer los fabricantes de vehículos.

“Dado que otros eurodiputados han decidido no respaldar esta recomendación, la capacidad de decisión sigue estando en manos de la Comisión Europea, a pesar de su error en la gestión del escándalo ‘Dieselgate’. Parece que no hemos aprendido la lección de este enorme fraude”, ha criticado el eurodiputado de Equo Florent Marcellesi.

Más allá de los grupos políticos, la asociación europea de consumidores (BEUC), ha valorado que el voto de este martes demuestra que el Parlamento Europeo “ha extraído las lecciones correctas” del escándalo de manipulación de emisiones y “está del lado de los consumidores”. “El Parlamento Europeo ha dicho alto y claro que los consumidores afectados deberían ser compensados por haber recibido coches defectuosos”, ha destacado la organización.

Nuevas reglas de homologación

Precisamente, el pleno del Parlamento Europeo también ha aprobado este martes su posición negociadora con respecto a las nuevas reglas de homologación de vehículos, en la que han introducido cambios con respecto a la propuesta inicial de Bruselas para garantizar controles “más rigurosos” del trabajo de los laboratorios y de las autoridades nacionales encargadas de aprobar la venta de vehículos.

Además, los eurodiputados apuestan por endurecer la vigilancia sobre los vehículos que ya están en circulación y dar a Bruselas más competencias para verificar si las autoridades nacionales están haciendo correctamente su trabajo.

El mecanismo que plantean los eurodiputados obligará a los países del bloque comunitario a examinar cada año al menos el 20% de los modelos comercializados en el ejercicio previo. Asimismo, los fabricantes que falsifiquen los resultados de las pruebas se enfrentarán a multas de hasta 30.000 euros por vehículo.

Una vez la Eurocámara ha pactado su postura negociadora sobe esta normativa, es necesario que el Consejo de la UE (que representa a los Estados miembros) fije su posición para que puedan empezar las negociaciones sobre la misma.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 × uno =