La fotovoltaica alemana pide que se levanten las barreras de la UE a los paneles chinos

0
Instalación fotovoltica sobre cubierta en Alemania.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Instalación de MVV en la azotea de una de sus sedes en Alemania.
Instalación de MVV Energy en una de sus sedes en Alemania. FOTO: MVV

Wacker, Baywa RE y MVV, las tres grandes empresas alemanas del sector fotovoltaico, han pedido a la Comisión Europea (CE) que se ponga fin al régimen de precios mínimos aplicados a los módulos chinos. Las empresas afirman que la regulación de precios mínimos está entorpeciendo el crecimiento del mercado alemán.

El productor de polisilicio Wacker, el mayorista Baywa y la eléctrica MVV han anunciado en Berlín que tomarán una posición fuerte en los próximos debates sobre los derechos arancelarios punitivos para los módulos solares chinos y el acuerdo de precio mínimo de importación (MIP).

“Todas las barreras comerciales deben terminar”, dice Christian Westermeier, vicepresidente de marketing, ventas y aplicaciones de ingeniería en Wacker Chemie. En su demanda pide no sólo la abolición de los precios mínimos de los módulos cristalinos importados en la UE, sino también los derechos sobre el vidrio solar importado a la UE y el acuerdo de precio mínimo que Wacker tiene con el gobierno chino para el polisilicio importado a China.

Oficialmente el compromiso entre la UE y China, que incluye el MIP para los módulos, termina el 6 de diciembre de 2015. Sin embargo, Prosun UE ya ha declarado que solicitará una revisión  a principios de este otoño. Si la Comisión Europea está de acuerdo con esto, el compromiso podría prolongarse  durante el proceso de revisión.

Al final esto podría incluso conducir a una prolongación del compromiso por otros cinco años, dice Jochen Hauff, director general de la división mayorista de Baywa. En este caso, Europa se encontraría desconectada del componente solar y de la reducción de costes del proyecto.  “Corremos el riesgo, de que otros países obtengan la recompensa”, dice Hauff. Todavía hay tiempo, sin embargo, para negociar y poner fin a todas las barreras comerciales fotovoltaicas.

De acuerdo con la estimación por Wacker, Baywa R.E. y MVV, los costes de la energía fotovoltaica en Europa son un 10% más altos de lo que lo serían sin barreras comerciales.

El precio mínimo de importación ha impedido que los paneles bajen de precio aún más en los últimos años”, dice Westermeier. Según Westermeier incluso el Ministerio de Economía alemán lo ha reconocido y ahora lo ve como la causa principal de la debilidad del mercado solar alemán en 2015.

Westermeier añadió, que cada gigavatio adicional de  energía fotovoltaica instalada en el país crearía entre 8.000 a 9.000 nuevos puestos de trabajo en Alemania. Debido a la fuerte disminución del número de instalaciones en los últimos años, se han perdido muchos puestos de trabajo. Este número podría estar en torno a los 160.000, según estimaciones de Wacker. A pesar de ello, alrededor de 60.000 personas continúan empleadas en la industria solar alemana en la actualidad.

Los representantes de las tres empresas asumen que los precios de los sistemas fotovoltaicos podrían caer de media a la mitad en los próximos cinco a siete años. Por lo tanto, la generación de energía fotovoltaica podría llegar a 2020 o 2022 a unos costes en unos niveles atractivos para los inversores aun sin subvención, añadió Holger Krawinkel, jefe de Customer Experience en MVV Energie.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciocho + Once =