La fotovoltaica china tira del carro de las renovables

1
Fábrica de paneles solares de Eoplly, en Nantong. FOTO: Eoplly
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Fábrica de paneles solares de Eoplly, en Nantong. FOTO: Eoplly
Fábrica de paneles solares de Eoplly, en Nantong. FOTO: Eoplly

La inversión mundial en renovables hasta septiembre ascendió a 175.100 millones de dólares, lo que supone un 16% más que el año anterior. Solo en el tercer trimestre del año, la inversión en energías limpias ascendió a 55.000 millones de dólares, un 12% más que los 48.900 alcanzados en el tercer trimestre de 2013. Y lo más destacado del tercer trimestre, a juicio de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) ha sido el salto que se ha producido en la inversión china en energía fotovoltaica, que ha establecido un nuevo récord al superar los 12.200 millones de dólares, 7.500 millones más que en el mismo periodo del año anterior.

Tras hacer sus cálculos, BNEF acaba de pronosticar que la nueva potencia instalada en energía solar fotovoltaica en China ascenderá a finales de año a 13-14 GW, lo que supondrá prácticamente un  tercio del total mundial. El gigante asiático ha roto todos los pronósticos y ha dado la sorpresa positiva. El informe de perspectivas de IHS de hace un año estimaba que en China se instalarían en torno a 9,5 GW nuevos de fotovoltaica en 2014, una previsión bastante inferior a los 12 GW que el Gobierno se había fijado para este año, de los que dos terceras partes corresponderían a fotovoltaica distribuida. Ambos pronósticos se han quedado cortos, lo que supone un importante balón de oxígeno para el sector de las tecnologías renovables.

Y si el gigante asiático ha protagonizado la gran sorpresa del año, sus vecinos del Japón no le han ido a la zaga. Según los datos de BNEF, la inversión nueva en energías renovables creció un 17%, hasta alcanzar los 8.600 millones de dólares, siendo también la fotovoltaica la fuente de energía renovable dominante. Otros países que también han mostrado un repunte de la inversión en el último trimestre fueron Canadá, Francia y la India, mientras que había proyectos importantes financiados en nuevos mercados, entre ellos Myanmar y Sri Lanka.

Europa, la de arena

El desglose regional de la inversión en energías limpias ha dejado en muy mal lugar a Europa que, con 8.800 millones comprometidos en el tercer trimestre, registra la peor cifra en ocho años, y a gran distancia de los 12.100 millones registrados en el mismo periodo del año anterior. Un comportamiento que es un fiel reflejo de la desconfianza de los inversores en mercados como España o Reino Unido, donde los recortes a las renovables se han dejado notar sensiblemente.

La inversión en renovables en Reino Unido se ha desplomado este año
La inversión en renovables en Reino Unido se ha desplomado este año

El caso español es paradigmático, pero el Reino Unido no le ha ido a la zaga, al totalizar unas inversiones de 789 millones de dólares frente a 3.100 millones en el mismo periodo del año anterior. En Alemania las inversiones han bajado ligeramente, -1.500 millones frente a 1.600 un año antes- mientras que en Italia también se desplomaron al bajar de 1.000 millones en el tercer trimestre de 2013 a los 262 millones de dólares contabilizados este año.

Los fabricantes de paneles hacen su agosto

El tirón fotovoltaico ha provocado que los fabricantes de paneles solares estén frotándose las manos. A excepción  de Yingli Solar y Hanwha, que prevén un pequeño descenso de su producción para este año, empresas como Trinal Solar, Jinko Solar, First Solar, Canadian Solar y JA Solar han visto incrementado su número de pedidos a lo largo del año. En los siete grandes fabricantes el incremento de negocio es del 52% respecto a 2013 y la cuota de mercado de estas compañías se extiende hasta el 38% del mercado mundial, es decir, alrededor de 20 gigavatios para 2014.

“Es alentador ver una rúbrica de inversión al alza en 2014 después de dos años con retrocesos, gracias a la mejora de la competitividad de la energía solar y, en menor medida, de la eólica”, ha comentado recientemente Michael Liebreich, presidente del consejo asesor de BNEF. No obstante, los responsables de la firma, no echan las campanas al vuelo sino que se muestran prudentes, ya que una inversión anual de 200.000 ó 300.000 millones de dólares es claramente insuficiente para cumplir con los objetivos de renovables y de emisiones del 2020.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

19 − cinco =