Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Oficina de Tecnología Avanzada de Potencia del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea (APTO) está dando a conocer algo que hasta el momento es conocido como “base de operaciones para futuras demostraciones”, que a grandes rasgos es una microplanta solar con celdas fotovoltaicas desplegables y su propio sistema de baterías para el almacenamiento de energía.

Esta microplanta portátil podría ser usada en diversos escenarios cuando no se tiene otro sistema de energía disponible, lo que la hace ideal para tareas militares o de rescate en zonas remotas. Hasta el momento no se ha dado a conocer su tamaño ni la capacidad de generación o almacenaje, ya que se han estado probando los componentes del sistema por separado, esto con la idea de adaptar su tamaño y posibilidades a las circunstancias.

Todo está contenido en una especie de carpas, las cuales tienen paneles solares en la parte superior listos para desplegarse, mientras que en el interior se encuentra todo el hardware, software y las baterías de iones de litio, teniendo así una red de energía lista para su operación o bien, como respaldo en caso de que la red principal falle.

Según sus creadores, están trabajando en un diseño que sea capaz de transportarse de forma sencilla y desplegarse en máximo una hora, siendo capaz de abastecer de energía a todo un refugio por hasta 30 minutos. Al mismo tiempo, también se están desarrollando paneles solares a prueba de balas, así como sistemas ligeros y portátiles de energía eólica, los cuales serán presentados más adelante en este año.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 × tres =