Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El bajo precio de la energía sigue golpeando al sector chileno de las energías renovables no convencionales (ERNC). Y en esta ocasión es la energía geotérmica la que, tras quince años de activo trabajo de prospección, cesará su actividad en el país y dejará como saldo la instalación de una única central de generación.

“Los números simplemente no salen”, dice Rüdiger Trenkle, gerente general de la neozelandesa Mighty River Power (MRP), empresa que en su país de origen es el principal operador de este tipo de instalaciones y que en las próximas semanas abandonará el país definitivamente.

Similar es la situación de Antofagasta Minerals y la australiana Origin, que en abril echarán el cierre definitivo a Energía Andina, empresa donde son socias y que tras ocho años de trabajo conjunto cerrará sin concretar proyectos, según informa Diario Financiero.

“La geotermia se acabó”, dice el gerente general de esta última firma, José Manuel Soffia, quien agrega que los más de 300 millones invertidos, con mayor intensidad en los últimos ocho años, se perdieron y lo único que quedará es el conocimiento y la información que se levantó en este período.

Uno de los cuatro proyectos de este tipo que presentaban mayor avance era de la filipina EDC, que en octubre anunció la paralización de sus trabajos por el deterioro en las condiciones del mercado, a raíz de la caída en el precio del petróleo.

Y además, bajan los precios

Junto a los ya “normales” desafíos de la industria en Chile, donde los costos de exploración y explotación son mayores que en otros países por las condiciones logísticas y climáticas, además ahora se ha sumado la baja en los precios de la energía, lo que diezmado las posibilidades de desarrollo de estos proyectos.

Soffia, que también preside el Consejo Geotérmico, explica que para cubrir todos esos riesgos y obtener un margen de rentabilidad, se requiere cerrar contratos con precios en torno a los 120 dólares por MWh, muy por encima de los precios promedio actuales que se mueven en torno  los 50 dólares por MWh.

El director de Energía Andina aclara que los costos de la energía geotérmica son altos en la fase inicial, pero luego tienden a disminuir, pues es una fuente de energía que es de base, es decir, está disponible más del 90% del tiempo, a diferencia de lo que sucede con la solar y eólica, cuyos impulsores también están pasando algunos apuros a raíz de los bajos precios de la energía.

Los ejecutivos coinciden en que las iniciativas para impulsar esta fuente energética no pasan por los subsidios, sino que por un rol más activo de la autoridad, compartiendo el riesgo de la etapa inicial de la exploración, aplicando descuentos tributarios, impulsando la infraestructura de transmisión o dándole espacio en los procesos de licitación para los clientes residenciales, pues aunque se consideró un beneficio que les permite devolver los bloques adjudicados en caso de fracaso, para ello requieren tener pozos en la etapa de producción, lo que sólo logró MRP.

En diciembre Enel Green Power y ENAP comenzaron la construcción del único proyecto de generación en base a geotermia que vería la luz en Chile. Se trata de Cerro Pabellón, que enfrenta los mismos desafíos que los otros proyectos, pero cuenta con el respaldo de la italiana, compañía que tiene mayores recursos financieros y un cartera de negocio  donde la geotermia será una alternativa más, a diferencia de las empresas que estaban partiendo de cero, sólo con esta fuente y sin posibilidad de emprender un proyecto que no sea rentable.

Otro punto a favor de Cerro Pabellón es que requiere el mismo nivel de precios que los otros desarrolladores, es que logró firmar un contrato y aunque consultada Enel declinó entregar detalles de éste, en la industria comentan que será Endesa la que comprometió la compra de esa energía.

“Apacheta demostrará el potencial de esta energía y derribará algunos mitos sobre sus bondades”, puntualiza el gerente general de MRP Chile, quien agrega que antes de abandonar el país realizarán una última inversión de 10 millones para hacer el cierre y abandono de su proyecto Tolhuaca, siguiendo el estándar de su matriz, aunque la ley local no los obliga. Lo mismo tienen previsto hacer las otras empresas.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

  1. Esto es una verdadera lástima, en general LATAM no debiera perder el objetivo de avanzar en aplicación de las RENOVABLES condicionado en precio del petróleo, por demás cotización que no resistirá por mucho tiempo mas, primero: porque la técnica (Fracking) tendrá necesariamente que ser moderada y/o extinguida -la prohibieron ciertos estados en USA-, segundo: porque el llamado pico de Hubbert (cenit del petróleo), viene llegando hacia el año 2020….quizá este acontecimiento abra paso a empresas que si tengan un compromiso y Misión respecto al cuidado y proyección con nuestro medioambiente; ojala sea una de las consecuencias, porque volcanes y producción térmica existe mucho por explotar en el sur de América.

Dejar respuesta

4 + 12 =