Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Hace tan solo quince días que se hizo oficial la creación de un gigante eólico de dimensiones hercúleas al inscribirse en el Registro Mercantil de Vizcaya la nueva compañía combinada de Siemens Wind Power y Gamesa. Se cerraba así el camino de una fusión que comenzó a fraguarse en junio de 2016, pero comenzaba otro al que le auguran varios meses por delante: mezclarse ambas compañías.

De las tres áreas de negocio, Onshore tendrá su sede en Zamudio (Vizcaya) con el español Xabier Etxeberria, hasta ahora director general ejecutivo de Gamesa, al frente. En el caso del área de Servicios (O&M, operación y mantenimiento), al ser el CEO Mark Albenze, que ocupaba ese puesto en el área de Servicios de Siemens Wind Power, “se rumorea que la sede de este área de negocio será en EEUU”, señalan fuentes conocedoras.

Pero el negocio de eólica marina no tendrá una sede, sino dos. Una en Hamburgo (Alemania) y otra en Vejle (Dinamarca), y su CEO será Markus Tacke, hasta el momento CEO de Siemens Wind Power. Pero ¿por qué Dinamarca? “Siemens opera desde hace años con varios centros de producción e I+D allí”, señalan fuentes internas de la compañía, pero esta decisión podría significar la gran apuesta que el nuevo gigante hace por la eólica marina y en la tecnología que lleva desarrollando la alemana en este campo.

“La offshore es considerada una de las tecnologías con más futuro”, señalan varios expertos del sector eólico español, “tanto es así que podría cubrir siete veces la demanda energética de Europa”. Y los datos son elocuentes. Solo el año pasado, se registraron las inversiones más cuantiosas de toda la historia en proyectos eólicos marinos europeos, 18.200 millones de euros, un 40% más que en 2015, y en los próximos años serán aún mayores.

Pero, ¿cuáles son los planes para Adwen Offshore? El futuro de la empresa de energía eólica marina propiedad al 100% de Gamesa, es muy incierto. “La tecnología de las máquinas de Adwen no está tan avanzada ni es tan buena como la de las offshore de Siemens, por lo que tendrá problemas en el futuro”, señalan las fuentes conocedoras, “y su destino podría ser su liquidación definitiva o su venta”. Adwen tiene una plantilla de 120 trabajadores distribuidos en Zamudio, en Vizcaya, y en Sarriguren, en Navarra.

Por el momento, “ambas compañías han empezado a mezclarse y es ahora cuando tienen que conocerse, buscar las sinergias, en qué tecnologías son más competitivos unos y otros, y cuáles son las fortalezas de cada uno”, añaden las fuentes, “son dos galaxias que están chocando y están provocando una explosión cósmica que aún no se sabe cómo terminará, aunque la experiencia siempre demuestra que con el tiempo habrá reducción y ajuste de plantilla”.

La nueva marca, Siemens Gamesa Renewables Energy, por el momento, tendrá que esperar al próximo mes de junio cuando se reúna la Junta de Accionistas para ser aprobada.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × cinco =