La gran patronal catalana reclama para toda España la tarifa eléctrica pactada con el PNV para la industria vasca

0
Joaquim Gay de Montellà.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La principal patronal catalana, Foment del Treball, ha reivindicado una “revisión general de la tarifa eléctrica de acceso” en España para asegurar un “mismo marco de competitividad” a toda la industria española.

El Comité Ejecutivo de Foment ha hecho hoy esta petición después de la polémica generada en Cataluña por un aspecto del pacto presupuestario entre el PP y el PNV.

En concreto, cinco patronales catalanas se han quejado de que ese pacto incluye un cambio de tarifa energética solo para las líneas de distribución de tensión entre 30 y 36 kilovoltios, algo que beneficia especialmente a las empresas vascas.

En un comunicado en el que da cuenta de la decisión de su Comité Ejecutivo, Foment considera que “más allá de adoptar soluciones territoriales sobre tarifas en función de ciertas aritméticas políticas, es irrenunciable que el Gobierno considere el conjunto del sector industrial español y estructure las reformas siguiendo criterios objetivos, transparentes y uniformes en el territorio”.

De esta forma, la patronal que preside Joaquim Gay de Montellà se hace eco del malestar que el acuerdo ha provocado en la patronal Cecot, la Federación Empresarial del Metal, la Federación de Organizaciones Empresariales de Gerona, Texfor-Confederación de la Industria Textil y la Unión Patronal Metalúrgica.

Estas cinco organizaciones argumentaban que las empresas que dependen de líneas de distribución entre los 25 y los 30 kilovoltios, unas 5.800 compañías en toda España, un 56 % de ellas catalanas, sufren una discriminación tarifaria.

En este sentido, el Comité Ejecutivo de Foment cree que el Gobierno “debe adoptar decisiones de política energética enfocadas a la mejora de la competitividad de la industria”.

Por ello pide iniciar “una negociación urgente para avanzar en la reforma y desarrollo de una política energética que resuelva los graves problemas que sufre el sector industrial catalán – y también español- como consecuencia de los elevados costes de la energía”.

Foment ha recordado el peso industrial de Cataluña respecto al conjunto del Estado y la incidencia que la política energética tiene en sectores como el químico.

En concreto, la patronal pide impulsar el desarrollo legislativo de esquemas de redes cerradas, ampliar la vida útil de las instalaciones de cogeneración o bien impulsar la valorización energética de los residuos.

Asimismo, reclama que la política energética preste más atención a la demanda industrial, revisar la fiscalidad actual sobre la energía o bien integrar la política energética y la ambiental.

La semana pasada el ministro de Energía del Gobierno, Álvaro Nadal, aseguró que no ha había habido ningún trato de favor en materia energética hacia las empresas vascas como consecuencia del pacto entre el PP y el PNV por los presupuestos del Estado.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

9 − 5 =