La gripe nuclear francesa contagia a media Europa

0
Detalle del cable subterráneo de interconexión eléctrica entre Francia y España.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El pasado mes de abril, Francia, a través de su eléctrica estatal EDF, puso en marcha un programa de revisión de sus centrales nucleares sin precedentes. El objetivo no es otro que obtener la mayor información posible del estado de sus centrales nucleares para determinar si debe extenderse su vida útil hasta los 60 años. Algo que es vital para la compañía eléctrica estatal.

El parón nuclear ha afectado a unos 10.000 MW de energía nuclear. De producir 51 GW a alrededor de unos 40 GW. Hasta ahora, la demanda eléctrica ha estado muy baja respecto a otros ejercicios. Eso ha hecho que los precios se mantuviesen más o menos estables, pero en cuanto la demanda ha iniciado su despegue tras el verano la cosa ha cambiado muchísimo.

El precio de los mercados eléctricos de media Europa se ha visto afectado por el parón nuclear francés. El primero en sufrirlo ha sido la propia Francia, que ha visto como en este mes de octubre su precio medio ronda los 80 euros MWh, cuando lo normal por estas fechas era estar algo por encima de los 50 euros MWh.

Pero claro, lo que no se esperaban los mercados eléctricos de media Europa es que esto les iba a afectar tanto. Solo hay que ver las gráficas para entenderlo. Mercados como Reino Unido o Bélgica son los principales afectados de esta gripe nuclear francesa.

Son dos países que importan bastante energía a Francia, y claro, cuando ya no es nuclear lo que compran pues el precio de sus mercados se distorsiona. Ahí está el resultado. Bélgica, entre las horas de mayor consumo, tiene puntas de hasta 200 euros MWh, mientras que en Reino Unido esas puntas superan los 300 euros MWh.

Por ejemplo, un año antes los precios eran otros. Las puntas de Reino Unido eran de unos 100 euros MWh. O las de Bélgica que no llegan a veces ni a 50 euros MWh.

precios-2015

 

precios-europa-20-26-octubre exportaciones-importaciones-francia-20-26-octubre

Pero, y ¿qué sucede en España? En el mercado ibérico está sucediendo algo parecido en cuanto al alza de los precios, pero a la inversa, exportando electricidad. Bueno mejor dicho, viendo pasar la energía.

Este mes de octubre España ha regresado a la senda de la exportación de electricidad, pero realmente no es electricidad generada por las centrales españolas. (Ver gráfica)

Datos de ayer 25 de octubre a las 12.00 horas.
Datos de ayer 25 de octubre a las 12.00 horas.

Realmente es el mercado portugués el que está aprovechando la situación del parón nuclear para vender su electricidad. España importa a Portugal y se la vende a Francia. ¿Por qué España se queda como una comparsa?

Fuentes del mercado explican que son varias las causas. Por un lado, “están las reglas del mercado marginalista, que solo se mueve de esta manera (en Portugal y otros mercados existen los contratos bilaterales)”, y luego están los impuestos.

“El impuesto del 7% a la generación hace que España realmente no exporte electricidad”, afirman las fuentes, confirmando la tesis de la patronal de las eléctricas Unesa que daba esta misma explicación hace unos días.

Además, “en España tenemos el problema de que llevamos dos años sin construir nueva eólica”, y claro, así se rompe el axioma que se se vendió el año pasado cuando se inauguró la última interconexión con Francia. “España venderá sus excedentes de eólica a Francia, y comprará la nuclear a Francia”. Pues ni una cosa ni la otra.

El caso es que España, con la misma generación de hace un mes, ha pasado de los 40 euros MWh a marcar puntas diarias de 60 euros MWh en este octubre. El precio medio está en los 52,54 euros MWh. Sin comerlo ni beberlo, el mercado español está pagando casi 10 euros más de media. Y claro, esto luego va al bolsillo de los consumidores.

Resto de Europa

Otro país que se está beneficiando de esto es Italia, que también está vendiendo electricidad a Francia. Incluso, el precio medio del mercado italiano se ha acercado al de Francia, o viceversa. Ambos rondan los 80 euros MWh.

mapa-de-precios

Sin embargo hay países que no se están viendo tan afectados como pueden ser Holanda y Alemania. Ambos mercados están más protegidos. Uno, Holanda, por cómo tiene reglamentado su mercado, y el otro Alemania, porque realmente tiene otros mercados que le compensan.

Así, el parón nuclear está afectando de lleno a buena parte de la economía real de la Vieja Europa. El IPC subirá con fuerza, si además le sumas el incremento del precio del crudo. ¿Debe Europa estar a merced de la nuclear francesa? ¿De verdad se quiere un mercado único de la energía? Tras esto, ahora toca reflexionar en la UE. A ver cómo se soluciona.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

veinte − Ocho =